Declaración de la renta

¿Qué es una declaración paralela? Así son sus causas y la forma de responder ante Hacienda

  • Se trata de uno de los conceptos más temidos al hacer la declaración
  • Puede deberse a errores de cálculo o de aplicación de las deducciones
  • Se puede recurrir ante la Agencia Tributaria en unos plazos concretos
Foto: eE.

Una vez finalizado el ejercicio de 2020, en apenas tres meses comenzará la campaña de la Renta y, con ella, aparecerán de nuevo todos aquellos términos que abruman al contribuyente y que requieren en muchas ocasiones de una explicación clara para elliminar las brumas que les rodean. Una de ellos es la temida declaración paralela.

Los expertos de Allianz explican que lo que se conoce comúnmente como "declaración paralela" es aquella modificación que la Agencia Tributaria manda al contribuyente cuando cree que el borrador que éste ha mandado es incorrecto. Así, presenta una nueva propuesta de declaración del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) que viene a corregir la que el ciudadano ha enviado a Hacienda.

La manera en la que se envía al contribuyente es la que le da el sobrenombre: de manera telemática o por correo certificado, coloca en una columna los datos elaborados por el declarante y en una paralela los que propone para corregirla. De la misma forma, envía un nuevo informe (a devolver o a pagar), así como los motivos de infración y las vías disponibles para recurrir.

Todas las personas que reciban una declaración paralela tienen 10 días para recurrir y mandar a Hacienda su nueva propuesta de declaración. Posteriormente, la Agencia Tributaria decidirá y comunicará al contribuyente si acepta (en mayor o menor medida) o no esta declaración.

Si el contribuyente no está de acuerdo, puede realizar un recurso de reposición en 15 días hábiles ante el mismo órgano que interpuso la paralela. También puede presentar una reclamación económico-administrativa en el tribunal económico de su provincia o comunidad en el mismo plazo de 15 días. Una vez se agoten estas vías, también se podrá acudir a la vía judicial.

¿Cuáles son los supuestos que pueden provocar la llegada de una declaración paralela? Errores en los cálculos de las cifras, diferencias en los criterios aplicados para establecer las deducciones o la declaración de ingresos, la existencia de ingresos no declarados...por todo ello, en Allianz recomiendan ser muy cuidadosos con la declaración y, en caso de dudas, acudir siempre a la ayuda de los expertos para evitar sustos.

Las consecuencias de un fallo en la declaración pueden ser importantes: a la devolución de las cantidades que no están reflejadas se le puede sumar una multa que, en función del caso, puede ser de gran cuantía. Por esa razón, asegurarse de que todos los datos son correctos puede ser la mejor forma de evitar esta temida declaración paralela.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud