Construcción Inmobiliario

Arabia Saudí paga 111 millones de atrasos por el AVE a La Meca tras el viaje del Rey

  • Las autoridades del país visitan las obras en pleno deshielo de las relaciones
Foto: Archivo.

Arabia Saudí ha desbloqueado esta semana el pago al consorcio que ejecuta las obras de la línea de alta velocidad entre Medina y La Meca de los 111 millones de euros que adeuda por las certificaciones acumuladas entre febrero y julio de 2016. De esta forma, las autoridades saudíes zanjarán los retrasos que tenía reconocidos hasta la fecha con el consorcio, integrado por 12 empresas españolas y dos locales. En paralelo, ha comenzado a desatascarse la verificación de los trabajos por parte de la ingeniería alemana DBI, que estaba paralizada desde agosto y, en consecuencia, su pago. Según fuentes cercanas al proyecto, ya están con el cierre de año, por lo que se encuentran muy cerca de ponerse al día con los trabajos de certificación y verificación.

Los primeros pagos se han producido apenas 10 días después de que el Rey Felipe VI encabezara una delegación a Arabia en la que se consumó el compromiso del ministro de Finanzas, Mohammed Bin Abdullah Al Jadaan, para saldar las deudas contraídas con el consorcio.

Arabia Saudí comenzó a retrasarse en los pagos en febrero del año pasado, en un contexto en el que la crisis del petróleo ha dañado seriamente las finanzas del país. Esta situación reavivó las tensiones casi permanentes entre el consorcio y la Saudi Railway Organization (SRO). Aunque en junio saldó los atrasos pendientes de 2015, las facturas generadas en el último año fueron acumulándose en las cajones, para desesperación de las empresas.

El principio de acuerdo alcanzado en noviembre para ampliar el plazo de entrega en 14 meses, hasta marzo de 2018, así como el reconocimiento de 150 millones en sobrecostes, apaciguó los ánimos, y ahora, el viaje del Rey, que estuvo acompañado por los ministros Íñigo de la Serna y Alfonso Dastis y un nutrido grupo de empresarios, parece haber dado un impulso mayor para reconducir las relaciones. Además, el nombramiento de Jorge Segrelles como nuevo presidente del consorcio con dedicación exclusiva ha sido recibido con los brazos abiertos por las autoridades.

Así, cada vez están más cerca de transformar en definitivo el preacuerdo alcanzado para ampliar el plazo de las obras. La firma está pendiente de que Herbert Smith termine el documento, que se incluirá como apéndice al contrato original, y de que reciba el último visto bueno de todas las partes.

En este escenario, el consorcio del denominado AVE del desierto, formado por Renfe, Adif, Talgo, Copasa, Indra, Cobra, OHL, Imathia, Ineco, Inabensa, Consultrans y Siemens Rail Automation, ha recibido ya los primeros ingresos, correspondientes a las certificaciones de febrero a abril de 2016, y en los próximos días espera cobrar el resto -de mayo a julio-, hasta los 111 millones pendientes. "Se han empezado a desbloquear las facturas y en las próximas semanas se pagarán todas", explican fuentes cercanas al proyecto. En paralelo, Arabia ya ha verificado los trabajos de agosto, septiembre y octubre y próximamente hará lo propio con los de noviembre y diciembre.

Por su parte, en pleno deshielo de las relaciones, las autoridades saudíes visitaron ayer las obras del AVE a La Meca y quedaron "muy satisfechas" con la evolución de la mismas, como explican fuentes próximas al consorcio. A pesar de que aún quedan algunos tramos pendientes, el avance de los trabajos supera el 70%. Así, OHL trabaja en el ramal que une la línea con el Aeropuerto de Kaec y Copasa ultima los diez kilómetros de vía más cercanos a La Meca.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0