Cataluña

Vestidos de novia con doble vida para poder reutilizarlos tras la boda

  • La firma de moda nupcial Pronovias ha lanzado 70 modelos que reacondiciona sin coste tras el enlace
  • Persigue el doble objetivo de ganar en sostenibilidad y atraer a las novias jóvenes
Dos modelos de la colección Second Life, antes y después del arreglo. Foto: EE/Pronovias

Con cada boda, siempre surge la misma reflexión en el entorno de la novia: qué pena que un vestido tan bonito solo se pueda lucir un día en la vida. Pero esa frase tiene los días contados, en un entorno en el que el reciclaje y la reutilización ganan adeptos para contribuir al respecto del medio ambiente, especialmente entre las nuevas generaciones. Pese a que la moda nupcial es uno de los sectores en los que más difícil parece a priori su encaje en la economía circular, también puede aportar su grano de arena.

Hace siglos que algunas novias eligen vestidos que 'no parecen de novia' para lucirlos tras el enlace en otros eventos, o diseñadores y modistos que reacondicionan vestidos nupciales para darles una nueva apariencia, pero por primera vez una gran marca, en este caso Pronovias, ha apostado por dar una segunda vida a vestidos diseñados para brillar el día de la boda, y también en ocasiones posteriores con otro estilo, y sin coste adicional para la novia.

La consejera delegada de Pronovias, Amandine Ohayon, ha explicado a elEconomista los detalles de su iniciativa Second Life, lanzada tras más de un año de trabajo para ofrecer una colección de 70 modelos con los que atraer a las jóvenes novias, apelando a su conciencia ambiental, su romanticismo y su bolsillo, ya que podrán reaprovechar una prenda que les recordará uno de los días más especiales de su vida y que requiere un desembolso importante.

De momento, esta colección, con modelos de las marcas Pronovias y Nicole Milano, están disponibles en 61 tiendas de ambas firmas del grupo todo el mundo, y a lo largo del año se prevé incorporar franquicias y establecimientos multimarca.

Ohayon reivindica que "no se trata solo de cortar el vestido", sino de darle una nueva apariencia jugando con cinturones, lazos, ribetes y tirantes, entre otros retoques. Eso sí, se mantiene el color de las prendas, ya que someterlas a un proceso de teñido sería muy poco respetuoso con el medio ambiente, señala.

La mayoría de propuestas de rediseño de los vestidos nupciales de Second Life los reconvierte en vestidos de fiesta, aunque complementos como unas botas y chaqueta vaqueras o de piel también permiten que algunos modelos se puedan lucir en la vida diaria.

La iniciativa supone un trabajo adicional para Pronovias sin retorno económico directo porque la transformación es gratuita, pero la firma sí gana en reputación y en clientas jóvenes. Además, cuenta con el reclamo comercial de que son "dos vestidos al precio de uno", sostiene Ohayon.

Su precio está en la media de la marca: entre 2.000 y 5.000 euros en el caso de Pronovias -aunque algunos modelos de la colección Atelier Pronovias pueden llegar hasta los 10.000-, y entre 2.000 y 3.000 euros en los vestidos de Nicole Milano y Nicole Couture.

En cada nueva colección se seguirán incorporando vestidos a los que se les puede dar una segunda vida, sumándose a otras iniciativas sostenibles de Pronovias, como la de los vestidos #WeDoEco, elaborados con telas y materiales 100% ecológicos y en algunos casos de fabricación local, reduciendo así la huella de carbono, y que han ganado peso en las colecciones de 2022.

Resistencia a la pandemia

Pese al parón que supuso la pandemia en 2020 por la imposiblidad de celebrar bodas, Ohayon puntualiza que la gran mayoría de las parejas no cancelan la boda, sino que la posponen, lo que en su caso ha permitido que el volumen de negocio de 2021 recuperase los niveles prepandemia, y esperan un elevado ritmo de trabajo en 2022 y 2023 por los enlaces acumulados. Es más, el ahorro que ha comportado la limitación de movimientos de la población y las ganas de la gente de volver a celebrar festejos ha hecho que muchas novias estén dispuestas a comprar vestidos más caros que antes de la irrupción global del Covid-19.

Tras las restricciones de los últimos dos años, Pronovias pretende pasar página y volver a potenciar sus tiendas. En 2021, después de un aumento del 72% de los pedidos en China, reubicó la tienda de Shanghai en el destino comercial Hong Kong Plaza, que alberga puntos de venta de decenas de prestigiosas marcas de moda y lifestyle. Este año es el turno de Londres, donde tienen prevista la reubicación y remodelación de la actual tienda que se encuentra en Bond Street.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin