Cataluña

Pronovias se refuerza en China y Estados Unidos sumando la marca Vera Wang

  • La colección de la nueva marca Vera Wang Bride llegará a las tiendas en octubre
La diseñadora Vera Wang y la CEO de Pronovias, Amandine Ohayon. EE

Pronovias ha incorporado a su portafolio la firma de Nueva York Vera Wang a través de un contrato de licencia por 10 años para vestidos de boda y fiesta con el que prevé crecer en Estados Unidos y China, ganar visibilidad internacional y reforzar su posición en el sector del lujo.

Con la nueva marca Vera Wang Bride, que tendrá web, redes sociales, plan de distribución global y estrategia de marketing propios, Pronovias suma un total de seis firmas.

Vera Wang ha vestido a celebrities para bodas y alfombras rojas, con ejemplos como Selena Gomez, Zendaya, Michelle Williams, Diane Kruger, Alicia Keys, Victoria Beckham y Hailey Bieber, y se apoyará en Pronovias para ampliar su alcance internacional -entrando en nuevos mercados- y llegar a un público más amplio con vestidos de novia más asequibles que no renuncien a la calidad y artesanía propias de Vera Wang.

Pronovias Group confeccionará, distribuirá y comercializará los diseños Vera Wang Bride, con una colección que incluirá sesenta vestidos de novia y sesenta vestidos de fiesta diseñados íntegramente por Vera Wang y su equipo y que estará disponible en las tiendas Pronovias y en algunos mayoristas de todo el mundo a partir de octubre de 2021.

Los precios oscilarán entre 1.600 y 4.000 euros y, de acuerdo con la política de inclusión del Grupo Pronovias, los vestidos estarán disponibles en las tallas de la 32 a la 60.

Las opciones sostenibles también están disponibles como parte de la colección Vera Wang Bride. A partir de enero de 2022 se presentará una colección de vestidos para ocasiones especiales diseñados por Vera Wang.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.