Cataluña

Seat empieza septiembre afectada por la falta de chips

  • La línea 2 reduce actividad ante la escasez de suministros de semiconductores
Fábrica de Seat en Martorell. EE

La falta de semiconductores continúa obligando a la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) a retocar sus calendarios y operar por debajo de las previsiones, de manera que la línea 2 arrancará septiembre a medio gas.

Tras estar activa de forma excepcional gran parte de agosto para recuperar la producción perdida los meses pasados, la escasez de chips vuelve a impactar en la planta catalana coincidiendo con el fin del período de vacaciones de verano, informó Efe.

La línea 2, que produce el modelo León en sus versiones para Seat y Cupra, así como el modelo Formentor, trabaja habitualmente a tres turnos, pero estuvo este lunes y martes sin actividad, mientras que lo hará a dos turnos desde este miércoles, 1 de septiembre, al viernes, 3 de septiembre, según confirmó la compañía automovilística. La empresa y los representantes de los trabajadores han acordado aplicar medidas de flexibilidad para gestionar los turnos desconvocados en esta línea.

Por su parte, la línea 1 (modelos Ibiza y Arona) trabaja esta semana con normalidad (2,5 turnos de producción) y la 3 (Audi A1) volvió a la actividad este martes, según el calendario acordado antes de vacaciones, con un turno de producción.

Dada la alta demanda de modelos Seat y Cupra, en niveles precovid, la marca está haciendo todo lo posible por mantener la producción habitual y entregar los vehículos a los concesionarios y los clientes.

12.000 vehículos en agosto

Así, en las cuatro semanas en que Martorell cerraba habitualmente por vacaciones, ha producido este agosto más de 12.000 vehículos, según han explicado a elEconomista fuentes de la compañía, si bien habrían sido más si no hubiese habido escasez de suministros de chips, que llevan afectando a la industria de la automoción desde la explosión de la pandemia.

La firma del grupo Volkswagen ha apuntado que los nuevos brotes de covid en Asia, en países como Malasia y Taiwán, están provocando de nuevo el cierre de las plantas de fabricación de estos componentes, por lo que no se descartan nuevos ajustes también en Martorell.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Publirreportajes Bartolo
A Favor
En Contra

todos con la misma monserga, la unica escasez que hay es de clientes.....

Puntuación 2
#1