Cataluña

La mayoría independentista extiende el riesgo de inestabilidad económica

  • Junqueras gana a Puigdemont pero tendrán que revalidar su alianza
  • La fragmentación del 'Parlament' catalán complica la gobernabilidad
Fuente: Dreamstime.

Los resultados de las elecciones al Parlament de Cataluña de este domingo resucitan los temores de los agentes económicos y sociales, que claman por un gobierno autonómico estable que aborde cuanto antes la emergencia económica y social vinculada a la pandemia. 

Y es que la mayoría independentista que dibuja el escrutinio provisional apunta a la reedición de la alianza entre ERC y JxCat al frente de la Generalitat, y ello acerca de nuevo el fantasma de los planes de secesión, y que los tacticismos políticos se antepongan a la urgencia de tomar decisiones para frenar la crisis sanitaria, económica y social asociada al coronavirus, y que Cataluña suma a los perjuicios que ya padeció por el procés en 2017.

El presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, en una entrevista con elEconomistareivindicó este fin de semana que Cataluña necesita con urgencia unos nuevos presupuestos orientados a la recuperación, y que la política "no puede, ni debe, ser un obstáculo para impulsar las políticas económicas y sociales" que la región necesita. Asimismo, respecto a la posibilidad de una nueva cruzada secesionista para romper con el resto de España, opinó que "los tiempos que vienen no permiten aventuras que no tienen ningún recorrido".

ERC gana peso

Aunque el gobierno catalán siga en manos de ERC y Junts, hay un matiz importante: el cambio de fuerza dominante en el bloque secesionista. Si en 2017 el partido liderado por Carles Puigdemont fue la segunda fuerza del Parlament -la primera fue Ciudadanos pero sin opción de gobernar por falta de apoyos- y ERC la tercera, ahora los republicanos llevan la voz cantante. De todas formas, la necesidad de sumar a la CUP para contar con mayoría absoluta hace que los republicanos deban ceder a iniciativas radicales en las que Junts y los antisistema sumen fuerzas.

La CUP ha sido muy crítica con las decisiones políticas, económicas y sociales de la Generalitat en los últimos años por considerarlas demasiado acomodaticias al marco autonómico, mientras la formación reivindica la desobediencia, pero ahora podrían ceder su apoyo o abstención, aunque sea puntual, para contrarrestar la irrupción de Vox en la política catalana.

Fragmentación

Hay que tener en cuenta que el hemiciclo autonómico catalán ha aumentado su fragmentación, y si seis o siete partidos con representación parlamentaria ya han supuesto un reto para la constitución de los últimos ejecutivos autonómicos y la gobernabilidad en los últimos años, con ocho partidos la complejidad se multiplica.

Y más aún en un contexto de representación relevante de dos formaciones radicales como son la CUP en la extrema izquierda -ganando peso respecto a 2017- y Vox en la extrema derecha -que debuta en el Parlament convirtiéndose directamente en cuarta fuerza-.

En cualquier caso, el nuevo Govern que surja de las urnas de este domingo se encontrará con una Cataluña en peor situación que la de 2017, con el PIB cayendo por encima de la media nacional (-11,4% en 2020 según el indicador adelantado, cuatro décimas más abajo que la media de toda España), más empresas huidas (las compañías que han cambiado su sede a otras autonomías suman más de 7.000 desde el inicio del procés), peores indicadores de desempleo y el tejido productivo ahogado por los meses de restricciones y cierres debido a la pandemia. Todo ello con un turismo de ocio y negocios inexistente cuando es uno de los grandes motores de la economía catalana; la industria también perjudicada por la coyuntura, y los niveles de pobreza disparados.

Además, patronales, sindicatos y entidades sociales han criticado repetidamente en los últimos años la falta de diálogo del Govern saliente -y previsiblemente entrante- a la hora de decidir políticas económicas y sociales que consideran contraproducentes para Cataluña.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud