Cataluña

La tecnología se pone al servicio del cuidado de ancianos que viven solos

  • Proliferan las 'startups' que atienden a mayores para que puedan seguir en casa
Ancianos volviendo de la farmacia en Barcelona. Luis Moreno

En Cataluña hay 334.100 personas mayores de 65 años que viven solas, según los datos de 2018 del Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat), con cifras crecientes año tras año, y la misma tendencia se da en el conjunto de España.

Es por eso que las empresas de atención domiciliaria están proliferando para garantizar la salud y ofrecer servicios de primera necesidad a los ancianos en su vida cotidiana, lo que ha cobrado especial relevancia en la actual crisis sanitaria del Covid-19 para proteger a este colectivo vulnerable y evitar un colapso mayor en el sistema sanitario.

Estos últimos años han aparecido diversos proyectos que han sido posibles gracias a la irrupción de las nuevas tecnologías. Ese es el caso de la empresa social Cuideo, que actualmente está en contacto con el Ministerio de Sanidad y ha diseñado un protocolo para minimizar el riesgo de contagio, o Qida, una empresa que opera en la misma línea que Cuideo y ha ofrecido su red de más de 600 cuidadores especializados en atención domiciliaria al servicio de los hospitales, residencias y centros sanitarios.

Estas plataformas digitales han nacido con un objetivo común: mejorar la calidad de vida de las personas y retrasar al máximo el momento de tener que dejar su casa. Estamos en una sociedad que no para de envejecer y eso conlleva daños colaterales, como la soledad no deseada y la constante dependencia de un sector sanitario tensionado por culpa de los recortes presupuestarios.

En 2019, la población mayor de 64 años en Cataluña ascendió a 1.438.968, un 1,53% más respecto al año anterior. Tal crecimiento ininterrumpido provoca que la tasa de dependencia no cese de intensificarse. Según el Idescat, las proyecciones de aquí a diez años calculan que habrá 3,4 pensionistas por cada diez trabajadores, y esa cifra aumentaría hasta cinco pensionistas para 2050.

Las startups que se dedican a facilitar la asistencia a personas, familias y entidades que lo necesiten las ponen en contacto con cuidadores profesionales. Dos de estas empresas son las ya mencionadas, Cuideo y Qida. Ambas nacieron a principios de 2018 y están especializadas en la atención domiciliaria de personas mayores y dependientes.

Cuideo, que figura en el top 20 de España en el ranking de las principales operadoras de ayuda a domicilio por número de usuarios de Alimarket, acompañó en 2019 a 9.000 familias de personas dependientes de las 200.000 estimadas por todo el territorio catalán. Ofrecen servicios internos en los cuales el cuidador pernocta (el 40% del total) y servicios externos que se gestionan por horas (el 60%).

Qida, la marca comercial con la que opera la empresa Caring Well, defiende "transformar la atención domiciliaria" para hacer que el sistema sanitario sea "sostenible y de calidad".

Asimismo, el motor de ambas empresas es su afán por innovar y acumular más servicios para atender a más gente, por lo que han establecido alianzas con otras entidades para ofrecer servicios de teleasistencia.

Cuideo ha firmado un acuerdo con la Cruz Roja por el cual sus clientes tienen acceso a dos meses de prueba gratuita del servicio de teleasistencia de la institución. Qida dispone de alianzas con Tunstall Televida, la principal operadora en España en teleasistencia.

Más información en la revista Catalunya

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin