Cataluña

Iqoxe pone en jaque el 25% de la producción química de España

  • Los sindicatos convocan el 19 de febrero a la primera huelga general
  • El polígono petroquímico genera el 30% del PIB de la zona del Camp de Tarragona
Explosión en la planta de la empresa Iqoxe. EFE

Se le acabó la credibilidad a las empresas que forman los polígonos petroquímicos en el Camp de Tarragona después de la explosión en la planta de la empresa Iqoxe, situada en polígono sur, cerca de La Canonja. El pasado 14 de enero, poco antes de las 19 horas, un tanque de 20 toneladas lleno de óxido de etileno explotó con consecuencias fatales.

Especiales informativos inundaron los medios audiovisuales y escritos y poco después, en medio de un caos organizativo y comunicativo, varias localidades de alrededor del polígono se confinaban y otras no.

Pasadas algunas horas se conocía que la sustancia liberada por la deflagración del tanque de Iqoxe era inofensiva y se abría el confinamiento. Además, se informó de que un trabajador había desaparecido, otro había recibido heridas críticas y un vecino de Torreforta, un barrio de Tarragona, había fallecido al ser alcanzado en su casa, a dos kilómetros, por la tapa del reactor. Finalmente, el trabajador desaparecido fue encontrado sin vida y el herido crítico fallecía en el hospital.

El de Iqoxe es otro más de los accidentes que se han ido sucediendo en la petroquímica de Tarragona durante los últimos meses. Según detallan desde el sindicato CCOO, durante el año 2019 hubo cuatro accidentes, uno en mayo, dos en junio y otro en julio, siendo el primero, en la empresa Carburos Metálicos, el más grave, al fallecer un trabajador y resultar otro herido grave por la fuga de un tanque de amoníaco.

Tras todos los accidentes, sindicatos y asociaciones ecologistas han pedido que se revisen los protocolos de seguridad, tanto internos como de cara a la ciudadanía, para evitar que vuelvan a suceder y que, en caso de que sucedan, el impacto sea el menor posible.

Pese a todo, José Martín, secretario general de Industria en Tarragona de CCOO, tiene claro que hay que apostar por la industria química. "Aquí en Tarragona hace más de 50 años que está. Los empleos, en general, son más estables y de más calidad en comparación con otros sectores. Generan más estabilidad y están mejor remunerados. Apostamos por ello, pero debe ser a base de garantizar la seguridad", apunta Martín.

50% de la producción química de Cataluña

El polígono tarraconense es el responsable del 25% de la producción química de España, del 50% del total de Cataluña y del 0,7% mundial. Solo este polígono genera el 30% del Producto Interior Bruto (PIB) del Camp de Tarragona -un área que comprende localidades como Reus, La Canonja, Constantí, Tarragona, Cambrils, Salou o Vilaseca, entre otras-, y de este complejo industrial dependen laboralmente más de 40.000 personas e infraestructuras tan importantes como el Puerto de Tarragona.

Además, gracias a los impuestos que pagan las empresas de la química, municipios pequeños como La Canonja, el Morell, Constantí o La Pobla de Mafumet, cuentan con presupuestos que sobrepasan, en algunos casos, los diez millones de euros, una cifra impensable para pueblos similares en otras zonas de Cataluña, y tienen equipamientos deportivos de calidad, parques nuevos, infraestructuras a la última... En La Canonja, separada de Tarragona en 2010, el PIB por habitante es de 100.500 euros, una cifra que triplica la media del país.

Protestas contra el sector petroquímico

Todo ello, sin embargo, tiene un precio. La industria química, aunque, en teoría, cumple con estrictos protocolos de seguridad, es peligrosa. Hasta ahora, los habitantes de las poblaciones cercanas han vivido obviando la presencia de dichas compañías. No obstante, tal y como apunta Neus Roig, de la plataforma ecologista Cel Net, "este accidente [en referencia a la explosión de Iqoxe] ha despertado a mucha gente que ha estado años durmiendo".

Roig se refiere a la alta participación que han tenido las protestas en contra de las deficiencias de seguridad en el polígono. El día después del accidente, 3.000 personas se reunían en la Plaza de la Font en Tarragona, y 800 más hicieron lo propio en La Canonja el pasado 28 de enero bajo el lema una industria química limpia y segura que aporte valor sin quitarnos salud. Exactamente eso es lo que pide la ciudadanía, no quiere que esas empresas se vayan, sino que se garantice la seguridad.

Primera huelga general

CCOO y UGT han convocado para el 19 de febrero la que será, según dicen, la primera huelga general que engloba a todo el sector petroquímico de Tarragona, contando empresas y servicios externos, para dar un toque de atención a la patronal sectorial (AEQT), que se defiende alegando que no puede extrapolarse la situación de una empresa a todo el sector: "Pedimos que se garantice el empleo, que no haya externalizaciones y que no se precarice.

Que no haya reducciones de plantilla, que en Iqoxe van muy justos, y que se actualicen los planes de emergencia, que han demostrado ser muy deficientes porque hay fallos de comunicación". Los sindicatos piden también movilización ciudadana el día de la huelga.

Más información en la Revista Catalunya

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint