Castilla y León

Asaja presenta candidatura al Consejo Regulador de Rueda para "impulsar el cambio que la DO necesita"

  • Ramón Bocos, secretario del Consejo durante 21 años, forma parte de la lista de la organización agraria
  • Proponen prohibir nuevas plantaciones hasta que se recupere el requilibrio entre oferta y demanda
  • Reclaman recuperar la paridad perdida en la representación de los viticultores frente a las bodegas
Los integrantes de la candidatura con los responsables de la organización agraria
Valladolid

Asaja presenta para las elecciones de la D.O. Rueda una candidatura de personas "capacitadas, con ilusión y convencidas" de que la gestión de la D.O. Rueda necesita un cambio y recuperar la paridad entre vocales viticultores y bodegas ya que en el consejo saliente "sólo estaban representados los intereses" de estas últimas.

La D.O. Rueda está sumida en una profunda crisis cuya principal causa fue "la ineficaz y tardía respuesta del Consejo actual al control de las plantaciones de viñedo, las limitaciones y restricciones debieron hacerse en el año 2017".

Según expone la organiación agraria, los vocales viticultores de URCACyL-UCCL "tenían un conocimiento pleno del exceso de plantaciones de viñedo que se estaban realizando en la D.O. Rueda", porque así lo concluían Informes Internos del Consejo y era la opinión mayoritaria de los viticultores en la encuesta realizada en abril del 2017. El resultado de aquella indecisión es un exceso de plantaciones que suman 20.200 hectáreas de uva blanca, 5.000 hectáreas por encima de lo conveniente actualmente.

En Asaja consideran que hay que cambiar personas y formas de dirigir el Consejo Regulador. "El equipo humano que presentamos llevan tiempo trabajando en buscar soluciones que defiendan los intereses de los viticultores, que son a quienes representamos", afirman.

Para Ramón Bocos, candidato de Asaja al sector productor el Consejo Regulador de Origen Rueda necesita un cambio drástico porque el último periodo ha sido malo para los viticultores. "Hemos pasado de 13.000 hectáreas con unos precios ventajosos para viticultores y bodegas en 2017, a más de 20.200 hectáreas en 2021, con unos precios que rozan los umbrales de los costes de producción, e incluso en algunos casos por debajo".

Recuperar la voz del viticultor

Además, se ha retrocedido en determinadas cuestiones que han perjudicado claramente a los viticultores y que han conllevado, por ejemplo, el incremento de las tasas de uva en un escenario de bajos precios de la uva o la eliminación del 4% de vendimia mecánica del cálculo en la producción entregada a pesar de estar demostrado su existencia real. Un juego interesado con los rendimientos de producción admitidos, creando una situación de inseguridad jurídica impropia de cualquier organización seria y profesional. La candidatura de Asaja representa "a viticultores independientes y profesionales, que viven de su producción y que van a defender el interés de los productores y no solo de las bodegas", señala este viticultor de Pozaldez en Valladolid.

Restricción absoluta

La política de plantaciones en la DO Rueda en los próximos años debe ser de restricción absoluta hasta que no se produzca un reequilibrio de la oferta de uva con las necesidades del mercado. Ese reequilibrio debe conllevar claramente una recuperación de los precios de uva que devuelva la rentabilidad a las explotaciones asegurando su viabilidad económica.

"Nuestro compromiso es no permitir más plantaciones hasta que la oferta de uva se sitúe a la par que la demanda, para luego realizar un incremento con mesura y que el mercado no tenga dificultad en asumir", afirman desde la Opa.

En cuanto a la política de producciones y rendimientos, desde Asaja se defiende dar seguridad jurídica, ante los inscritos, sobre las decisiones y acuerdos del Pleno del Consejo, donde se ha venido actuando no bajo criterios de defensa de la calidad sino en una evidente e interesada forma de intervenir en el mercado. En julio de este año 2021, el Consejo aprobó una modificación del Pliego para reducir con carácter permanente un 15% del rendimiento de los viñedos, justificándolo bajo una falsa mejora de calidad con un informe elaborado ad-hoc, que al parecer hasta ahora nadie había apreciado.

Desde Asaja se muestran en desacuerdo con esa decisión "que no obedece más que a intereses muy determinados. Esta decisión es de una gran repercusión para la rentabilidad de las inversiones que se han realizado en nuestras explotaciones, y se ha adoptado sin recabar la opinión del sector y ni dar información al mismo. Intentaremos conseguir que esta rebaja definitiva del rendimiento por hectárea sea paralizada, sin perjuicio de las modificaciones puntuales que a través de una institución Interprofesional de la DO Rueda se puedan negociar anualmente, garantizando la rentabilidad de los viñedos. Una vez alcanzado cierto reequilibrio de la oferta y demanda de la uva en la DO Rueda, los rendimientos deben ser los que siempre han existido y con los que se han estado elaborando vinos de gran reconocimiento y calidad.

Desde Asaja añaden que "queremos un Consejo Regulador de Rueda más cercano al viticultor, más transparente y, sobre todo, más abierto. El Consejo Regulador debe defender los intereses de todos los viticultores y bodegueros".

Para Miguel A. Moreno hace falta "menos oscurantismo en el Consejo Regulador de Rueda y mayor trasparencia. Las decisiones de tanta trascendencia deben consultarse con el sector para que tengan un mayor consenso, no como hasta ahora que se toman sin tener en cuenta a los principales protagonistas", afirma este viticultor de Nava del Rey.

Cuestiones como la prohibición y regulación de nuevas plantaciones, aplicación de tasas al sector productor más justas, recuperación de la corrección del 4% por vendimia mecanizada como ocurre en Ribera del Duero o Rioja, o el mantenimiento del techo de producción por hectárea acorde con el Reglamento actual (10.000 kg.), son derechos adquiridos por los viticultores que deben prevalecer. "Asaja lo defenderá a toda costa".

El presidente de ASAJA Castilla y León, Donaciano Dujo, ha comentado que, este domingo 28 de noviembre hay elecciones en 9 consejos reguladores de los 13, que existen en la actualidad en nuestra región. Lo que supone unas 80.000 hectáreas de viñedo, de las cuales 56.00 800, están bajo el amparo de una denominación de origen. "Rueda tiene unas 20.200 hectáreas de viñedo que suponen el 25% de total de Castilla y León, un porcentaje muy importante", señaló Donaciano Dujo.

Para el responsable regional de ASAJA, esta organización presenta a las elecciones una candidatura "con los mejores profesionales" de las tres provincias con presencia en Rueda como son Valladolid, Segovia y Ávila, con viticultores que, "quieren rentabilidad para sus viñedos y vinos de Rueda". Según Donaciano Dujo, en el Consejo no pueden seguir los mismos que han originado el problema en Rueda. "No han parado el exceso de plantaciones y si para vender el exceso de vino se baja el precio, el consumidor cree que lo que consume no es de calidad".

Donaciano Dujo cree que como soluciones a la problemática de Rueda hay que buscar más mercados e intentar aproximar la producción a la demanda de manera progresiva. "Entendemos que Rueda tiene muchas posibilidades de futuro, pero con ilusión e ideas nuevas".

Finalmente, el responsable de Asaja en Casilla y León, lanzó un mensaje a los viticultores para que voten masivamente para que decidan su futuro y superar la escasa participación de las elecciones de hace 5 años. Una denominación con más de 1.600 viticultores y 74 bodegas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.