Castilla y León

Castilla y León incrementará un 4% las ayudas a 77.000 dependientes para compensar la subida de precios

Mañueco durante su comparecencia con la ministra Ione Belarra
Valladolid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este jueves un incremento del 4 por ciento, a partir del 1 de enero de 2022, en las prestaciones económicas a las personas dependientes de la Comunidad para compensar la subida de los precios.

Un incremento dirigido a las más de 77.000 personas -Ávila, 6.386; Burgos, 9.439; León, 15.482; Palencia, 5.267; Salamanca, 12.713; Segovia, 4.881; Soria, 2.633; Valladolid, 14.130, y Zamora, 6.777- que ya perciben la prestación de dependencia y así ayudar a que mantengan su nivel adquisitivo. Una muestra, ha subrayado el jefe del Ejecutivo autonómico, de la protección a las personas, especialmente las más vulnerables, en las que está volcado el Gobierno de Castilla y León.

Fernández Mañueco, quien se ha reunido esta mañana con la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha mostrado su preocupación por la inflación y particularmente el precio de la energía.

Así, durante su intervención, ha recordado el paquete extraordinario de medidas contra la pobreza energética puesto en marcha por la Junta de Castilla y León, con un aumento inicial de ocho millones de euros en la aportación a las ayudas de emergencia que gestionan las entidades locales, además de los seis millones de euros para la nueva ayuda extraordinaria de 130 euros para las familias que más lo necesitan que ya se ha empezado a pagar esta semana sin necesidad de trámite ni solicitud y con el único requisito de figurar como consumidor vulnerable severo en los registros de la Junta.

"Nadie va a carecer este invierno de luz o calefacción por el aumento desmesurado de la tarifa de la luz", ha subrayado el presidente, quien en este sentido ha reclamado a la ministra que se agilicen las aportaciones del Estado en relación con el Bono Térmico.

Durante el encuentro, celebrado en el despacho del presidente, Fernández Mañueco ha expuesto a la ministra la voluntad de la Junta de mantener a Castilla y León a la "vanguardia" en los Servicios Sociales y Atención a la Dependencia. Uno de los asuntos abordados en el encuentro ha sido la financiación a la dependencia, en el que ha reconocido el aumento de la aportación por parte del Gobierno central a través del Plan de Choque, pero ha advertido de que aún se está lejos del 50 por ciento de aportación estatal, según marcha la ley.

En cuanto a Fondos Europeos el presidente de la Junta ha incidido en su necesaria "agilización" y ha subrayado la gran oportunidad de modernizar los Servicios Sociales con nuevas tecnologías. Un objetivo, ha recordado, para el que ya se han anunciado 194 millones de euros de inversión hasta 2023.

Además, el presidente de la Junta ha abordado la convivencia entre el Ingreso Mínimo Vital y la Renta Garantizada de Ciudadanía de Castilla y León, una prestación que se va a renovar, orientándola a la inserción social y laboral y mejorar también el Ingreso Mínimo Vital. Una prestación cuya gestión por parte de la Junta ha vuelto a reclamar Fernández Mañueco, quien ha esgrimido la acreditada experiencia y eficacia para hacerlo.

"Desde mi Gobierno tenemos claro que los Servicios Sociales son una prioridad", ha recalcado el presidente de la Junta. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tendrá en 2022 la dotación más alta de su historia, superando los 1.216 millones de euros, con un incremento del 12,5 por ciento, lo que supone 135 millones de euros más.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin