Castilla y León

Patatas Meléndez rechaza a dos fondos de inversión para mantener su apuesta por el medio rural

Fábrica de Patatas Meléndez
Valladolid

La empresa vallisoletana 'Patatas Meléndez', que cerró el pasado año con una facturación de 104 millones de euros, ha rechazado la oferta de dos fondos de inversión para poder mantener su "compromiso" con el territorio y con el medio rural ya que la mayor parte de sus empleados, medio millar, proceden del entorno de la localidad de Medina del Campo.

La compañía ha rechazado las dos ofertas recibidas porque todo su proceso productivo está vinculado con los propios agricultores lo que le permite ofrecer al consumidor una patata cien por cien española, un objetivo alcanzado a través de un Plan Agrario puesto en marcha en los últimos cinco años. Hijolusa buscar dar entrada al capital riesgo en su accionariado

Este plan se articula en los acuerdos que 'Patatas Meléndez' mantiene con más de 500 agricultores, que siembran en más de 4.000 hectáreas, a los que asegura la compra de su producto, y a quienes, desde el departamento agronómico se asesora para dar valor añadido a sus cosechas.

Asimismo, en la actualidad lleva a cabo un proceso de digitalización de todas sus instalaciones y procesos, con una apuesta por la digitalización de los cultivos, la energía verde y la reducción del uso de plásticos, para lo que va a llevar a cabo una inversión de 32 millones de euros, lo que implica una nueva planta nueva, completamente automatizada, informa Europa Press.

La empresa vallisoletana considera "imprescindible" mantener su compromiso con el territorio y con el medio rural además de que cree que los fondos de inversión miran al sector agroalimentario español "porque se trata de un sector que ha demostrado fortaleza en ciclos económicos recesivos y porque es una oportunidad de negocio seguro".

Sobre esta cuestión, el secretario de Asaja León, José Antonio Turrado, considera que para los agricultores y los ganaderos "nunca es bueno" que los accionistas mayoritarios de una empresa sean un fondo de inversión, y ha defendido que ese accionariado sea "gente del mundo agroalimentario que cree y apuesta por este sector" que tiene sus peculiaridades, como es su vinculación con el medio rural y con los productores, de tú a tú.

"Con un fondo de inversión no es fácil poner cara a quienes dirigen una empresa" ha aseverado el responsable de Asaja, quien ha precisado que para los agricultores y ganaderos es "más fácil" poner cara a las personas con las que tienen que tratar, por lo que ha agradecido a Patatas Meléndez "su compromiso con el campo y que se siga dedicando a lo que hace, porque lo hace bien".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.