Capital Riesgo

El dinero vuelve a las startups valencianas tras la caída de Jeff y la ola de ajustes

La Marina de Valencia, donde se concentran varias aceleradoras de startups.
Valenciaicon-related

Valencia se ha consolidado como uno de los grandes polos de emprendedores y startups en la última década de España. Un ecosistema que hoy es una realidad, pero que sigue ávido de sumar casos de éxito, los bautizados como unicornios, empresas emergentes que han logrado superar los 1.000 millones de valoración.

Uno de los candidatos para conseguirlo era Jeff, tras alcanzar los 600 trabajadores a principios de 2020 y aspirar a doblar esa cifra. En menos de un año, la startup pasó de anunciar una ronda de financiación de 83 millones de euros, que nunca se llegó a materializar, a entrar en concurso de acreedores y hace apenas unas semanas en liquidación. La firma que nació como una plataforma tecnológica online para facilitar los servicios de lavandería a domicilio había multiplicado su actividad a decenas de países y a sectores tan diferentes como la peluquería, los entrenadores personales o los coworking.

El caso de Jeff fue el más llamativo por su volumen tras haber logrado levantar más de 40 millones de euros antes de esa ronda fallida. Pero no ha sido el único, otra startup valenciana que apuntaba alto, la firma de geolocalización Witrac, ha cesado su actividad tras suspender pagos. La empresa había logrado 3 millones, parte de ellos del fondo Tech Transfer UPV financiado por la Generalitat Valenciana, a través del IVF, y de la Universidad Politécnica. Otros ejemplos recientes son la alicantina Create Your Energy y la valenciana, Designable, que han tirado la toalla en sectores tan distintos como la energía y el inmobiliario.

Desde algunos de los grandes actores del ecosistema valenciano de startups se enmarca esta situación en el freno a la financiación que ha vivido el sector durante el año pasado. "A nivel de inversión en el ecosistema innovador en todo el mundo, 2023 fue un año marcado por los altos tipos de interés y la inflación provocada por una combinación de factores internos y externos", explica Nacho Mas, CEO de Startup Valencia que aglutina tanto a startups como aceleradoras, inversores y otros actores locales. Según Mas, ese giro inversor ha sido global. "Para nada es una situación diferente en Valencia, en España o en Europa".

Una valoración en la que coincide Angels Capital, la firma inversora de Marina de Empresas, el polo emprendedor impulsado por el presidente de Mercadona, Juan Roig, que incluso adelanta el giro del mercado a la segunda mitad de 2022. "El capital volvió a ser más exigente al contar con alternativas de inversión con menor riesgo, y muchas iniciativas surgidas en un entorno online no encontraban la demanda que sí tuvieron durante los años 2020 y 2021", según resume Pepe Peris, director general de Angels.

Iker Marcaide, el impulsor valenciano de uno de los unicornios que sigue siendo una de las grandes referencias en el ecosistema, la plataforma de pagos Flywire que el fundó como Peer Transfer, también reconoce que el alza de tipos "ha ralentizado y ha contenido las valoraciones, ha puesto algo más complicada la vida de cierto tipo de empresas". Marcaide, que ahora es protagonista de ambos lados del sector con Zubi Labs y Zubi Capital cree que también es una señal de madurez del mercado. "Con el tiempo, ha habido una mayor consciencia hacia modelos de negocio que deriven en una cuenta resultados positiva, frente al modelo precoz de simplemente crecemos la base de usuarios y financiamos crecimiento, que hoy está más agotado".

En ese giro de modelo también coincide Pepe Peris, que considera que el segundo semestre de 2022 y 2023 fue "muy complejo en cuanto a caja y viabilidad para las empresas que habían priorizado crecer a cualquier precio sin tener en cuenta la rentabilidad, incentivados en muchos casos por inversores".

El cambio de prioridad de los inversores también ha llevado a alunas empresas a reorientarse, incluso con reestructuraciones y ajustes laborales. Entre las que han tenido que dar ese paso se encuentra Zeleros, la startup valenciana que se sumó al desarrollo del mediático hyperloop de Elon Musk. Ahora ha tenido que reinventarse para dirigir su tecnología a aplicaciones de movilidad eléctrica que le permitan generar ingresos en un plazo más inmediato que esa colosal infraestructura cuyos plazos son difusos.

Resurgen las operaciones

Un cambio de paradigma que también ha llegado a las empresas emergentes valencianas. "En 2024 estamos viendo muchísimo interés inversor por compañías con potencial de crecimiento y que han sabido compaginar este crecimiento con rentabilidad. El mensaje del mercado en 2022 fue muy claro: las empresas deben crecer ganando dinero" resume el director general de Angels. A pesar de que 2023 fue un año marcado por escasas operaciones, la firma de Juan Roig lo vio "como una oportunidad" y cerró el año con 10 nuevas inversiones.

"Valencia continúa siendo un foco de atracción para inversores, como lo demuestra el robusto inicio de 2024" asegura Nacho Mas desde Startup Valencia, que además pone cifras a esa recuperación en estos primeros meses. "Tan solo en el primer mes de 2024, se han cerrado inversiones por más de 20 millones de euros", señala. Entre ellas se encuentran las rondas de financiación de la plataforma cripto Bit2Me (14 millones), o las de Internxt (3 millones) y Depasify (2,2 millones). Y durante este segundo trimestre se han cerrado operaciones significativas como la entrada de Hancom en Facephi con un préstamo capitalizable de 5 millones de euros o la última ronda cerrada por Sesame de 23 millones liderada por el fondo británico GP Bullhound.

Tampoco considera que se pueda hablar de un techo de desarrollo para las empresas emergentes valencianas. "Según el Observatorio Startup de la Comunidad Valenciana elaborado por Startup Valencia, de las 1.314 startups registradas en 2023, el 59% ya tenía cinco años o más", apunta. Mas apunta que el dinamismo del ecosistema emprendedor "no sólo se manifiesta en una mayor permanencia y formación de nuevas empresas, sino también en un aumento considerable en los ingresos y la creación de empleos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud