Capital Riesgo

Serena entra en el capital de los puentes de Lisboa y la autopista Douro Interior

Madridicon-related

Serena Industrial Partners, gestora española independiente de fondos de infraestructuras sostenibles, ha cerrado la compra del 40% de la portuguesa Lineas-Concessões de Transportes que estaba en manos de Novo-banco, la entidad financiera lusa, como adelantó elEconomista.es el pasado mes de febrero. El 60% restante del capital de Lineas pertenece al grupo Mota Engil, la principal concesionaria y constructora portuguesa.

Con esta operación, Serena pasará a controlar, junto con Mota Engil, los puentes de Lisboa y la autopista Douro Interior: Líneas posee el 50,5% de Lusoponte, que explota los peajes de los dos principales puentes de Lisboa (los emblemáticos Ponte Vasco da Gama y Ponte 25 de Abril). El otro socio de Lusoponte es el grupo francés Vinci, una de las concesionarias y constructoras más grandes del mundo. Además, Lineas también controla el 80,75% de la concesión Douro Interior, 242km de carretera en el noreste de Portugal (ejes IP2 e IC5).

De esta manera, Serena pasa a participar significativamente en tres de los activos de transporte más importantes de Europa, que forman parte de la red Transeuropea de Transporte (RTE-T) y representan una infraestructura altamente geoestratégica.

En cuanto a los pasos sobre el río Tajo, Ponte Vasco da Gama, inaugurado en 1998, es el cruce de carretera (puente) más largo de Europa, con una longitud de 17 km y un tráfico diario de 63.000 vehículos; Ponte 25 de Abril, de 1966, es el puente colgante más grande del Europa y uno de los mayores del mundo, con una longitud de 2 km y un tráfico diario de 142.000 vehículos. La concesión de ambos sigue un esquema de ingresos por peaje ligado a la inflación, respaldado por un historial de tráfico muy sólido de 25 años.

Por otra parte, la Autopista del Duero Interior se trata de una concesión de pago por disponibilidad estratégicamente diseñada para mejorar la conectividad entre las principales ciudades del norte de Portugal y la región centro del país. Con una longitud total de 242 kilómetros, a través de sus dos ejes forma una de las vías de comunicación más importantes del país y desempeña un papel crucial en el fomento de las conexiones regionales y nacionales.

Esta inversión representa un hito para Serena y es un reflejo de la apuesta de la gestora por acceder a las oportunidades de inversión más atractivas y relevantes del mercado. Con este proyecto, Serena sumará un total de 10 activos de infraestructuras en su porfolio con foco sostenible, contribuyendo al continuo crecimiento y diversificación de su cartera.

Actualmente, Serena continúa invirtiendo en infraestructura esencial a través de su vehículo Serena Infra II, FCR.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud