Capital Riesgo

Diez gestoras abren sede en España con 40.000 millones

  • Castlelake, Breega y Widin, entre otras, consolidan el país como destino inversor
  • "Muchas firmas sin oficina no dudan en involucrarse en procesos competitivos"
  • Los fondos extranjeros acaparan el 80% del volumen total invertido

El tablero del capital privado nacional crece y se mueve. En tiempos de incertidumbre, algunas de las mayores gestoras de inversión alternativa globales han decidido redoblar su apuesta por España. Según M&A Teaser/M&A Community, entre enero y agosto de este año una decena de fondos internacionales han abierto oficina local en España con cerca de 40.000 millones de euros en activos bajo gestión.

El fondo estadounidense Castlelake, antigua TPG Credit, ha elegido Madrid para su nueva oficina del sur de Europa. El recién estrenado cuartel general del dueño de la promotora Aedas y de la socimi hotelera Millenium es el tercero del gigante de private equity en el Viejo Continente tras Dublín y Londres. Rory O'Neill, su socio director y CEO, asegura que "hemos sido un jugador activo en el mercado español y la Península Ibérica durante más de una década. Esta localización estratégica reforzará nuestros objetivos de inversión a largo plazo en la región y brindará flexibilidad y respaldo a nuestro equipo global".

Tras comprobar cómo el mercado inmobiliario español cobra mayor peso en sus inversiones, el fondo alemán KanAm Grund también ha abierto oficina en Madrid con Jorge Regúlez, procedente de Mac-quarie, como head of Southern Europe. Otros nuevos jugadores como Waterland Private Equity han optado por Barcelona como destino, con una nueva gestora pilotada por David Torralba como principal y el foco puesto en el segmento alto del mercado: compañías de entre 50 a 300 millones de euros. "Creemos que nuestra estrategia de inversión, centrada en procesos de consolidación sectorial (buy-and-build) representará una excelente oportunidad para apoyar a los empresarios españoles en sus ambiciones de expansión", explica Torralba.

La gestora israelí Windin Capital, especializada en energías renovables, está desarrollando en España seis proyectos con una capacidad total de más de 300 megavatios (MW) con oficina propia en Barcelona. Nadav Saad, su socio director, confirma que su objetivo es "cubrir un amplio espectro de oportunidades de inversión en tecnologías renovables como eólica, solar y almacenamiento".

Después de años en los que algunas gestoras decidieron plegar velas cerrando sus sedes locales, España se consolida de nuevo como un gran destino inversor. Los fondos internacionales, tanto de private equity como de venture capital, concentraron el 81% del volumen total invertido (7.572 millones de euros) en 2021 según datos de la patronal SpainCap. "Muchos profesionales de inversión en ciudades europeas miran hacia España y están cerrando operaciones sin necesidad de contar con oficina local", confirma Íñigo del Val, socio de M&A de Allen & Overy. "Aunque es positivo tener sede, no resulta indispensable para hacer transacciones", matiza.

Una opinión compartida por José González-Aller, socio responsable de Private Equity de KPMG en España, quien confirma este atractivo inversor. A la elevada liquidez de los fondos internacionales (con y sin presencia local) se suma el potencial de crecimiento de la economía española y las oportunidades en sectores como teleco, energía, salud, educación, ocio y tecnología, entre otros, en un amplio rango de tamaños de compañías.

"Algunos fondos internacionales se han animado a abrir oficina en España, sobre todo en el segmento medio o en venture capital, junto a nuevos actores invirtiendo por primera vez", añade González-Aller. "Muchas gestoras internacionales -sin oficina local- no dudan a la hora de involucrarse en procesos competitivos, tanto en megadeals como en activos del middle market, que pueden servir como add-on (compra para sus participadas) de otros países", añade el socio de KPMG. Íñigo del Val, socio de M&A de Allen & Overy, también se muestra optimista: "Siempre he dicho que el tejido industrial español es excelente y sus profesionales también. Independientemente del ciclo, pocos fondos han perdido dinero por compañías españolas y sus gestores históricamente. Si el activo es bueno no hay motivos estructurales para no invertir en el país", añade. En el primer semestre ha habido ocho megadeals donde los fondos internacionales han sido los principales protagonistas.

Ecosistema emprendedor

El despegue del ecosistema emprendedor en España se refleja también en la atracción de nuevos inversores. La mitad de las nuevas gestoras con oficina local corresponden a firmas de venture capital que buscan desplegar su liquidez en empresas españolas con alto potencial para ser unicornios. Seb Montoya, socio fundador de M&A Teaser y M&A Community, recuerda que "también los asesores de M&A se han enfocado en Málaga para crear hubs". El venture capital de origen francés Breega cuenta con un fondo de 250 millones para impulsar inversiones en startups tecnológicas ibéricas liderado por Isabel Gallo, nombrada head of European Venture. "Con nuestras nuevas oficinas en Barcelona, Breega se integra en el ecosistema tecnológico español, cada vez más dinámico. Estamos analizando muchas startups tecnológicas muy prometedoras que buscan abordar el mercado latinoamericano donde vemos grandes oportunidades de crecimiento y expansión".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments