Capital Riesgo

Los Lamsfus, antiguos dueños de la heladera ICFC, crean una firma de capital riesgo

  • La familia Royo también transforma su sociedad de inversión
  • Las fortunas valencianas exprimen las ventajas de las SCR
Guillermo Lamsfus Bravo.
Valencia

La fórmula de las sociedades de capital riesgo se ha puesto de moda entre las grandes fortunas valencianas, especialmente las que han obtenido beneficios recientemente con operaciones corporativas. Una de las últimas en apostar por este tipo de sociedad ha sido la familia Lamsfus, antigua dueña del fabricante de helados Ice Cream Factory Comaker (ICF) de Alzira.

La familia Lamsfus cerró su salida definitiva del accionariado de ICFC el año pasado, con la venta del porcentaje que aún mantenía al grupo italiano Ferrero, fabricante de marcas como Nutella, Kinder y Ferrero Rocher, aunque Guillermo Lamsfus Bravo sigue al frente. 

A través de su sociedad Korosti Inversiones, la familia Lamsfus ha constituido Korosti Family Office SCR con un capital inicial de 1,2 millones de euros que será su nuevo brazo inversor. Según su desprende de su objeto social, el nuevo family office con la fórmula de sociedad de capital riesgo tendrá como objeto la toma de participaciones temporales en el capital de empresas no financieras y de naturaleza no inmobiliaria no cotizadas, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La nueva sociedad tiene como presidente al que fuera exdirector general de la antigua Avidesa cuando pertenecía a Nestle y que posteriormente se hizo con la propiedad, Guillermo Lamsfus López. También figuran como consejeros su hija, Alicia Lamsfus Bravo, y Javier de Muguiro Miranda, socio director de la consultora MdF Family Partners, en la que también es socio el exministro José María Michavila. Precisamente la firma de servicios financieros MdF Gestefin ha sido designada como gestora.

Invext se transforma

Esta fórmula societaria se ha extendido con fuerza entre los family office valencianos fundamentalmente por sus ventajas fiscales para la reinversión de los beneficios empresariales y las posibilidades de invertir en fondos de fondos, vehículos que diversifican el riesgo en manos de gestoras especializadas. Un ejemplo más es que el mismo BOE incluye la publicación de la transformación de Invext, el family office de la familia Royo, la fundadora del grupo de mobiliario de baño que cedió el 70% al grupo Roca.

Invext Capital Investments SCR, también con un capital inicial de 1,2 millones, contará con Renta 4 como gestora. En el caso del family office de los Royo, que dirige Santiago Royo, ya contaba con una larga experiencia inversora en distintos ámbitos, incluyendo instrumentos de MCH, Arcano o los fondos especializados en infraestructuras de Altamar.

De startups a inmobiliario

Además, Invext Corporation también está presente en varias firmas y fondos especializados en inversión en startups y empresas emergentes, como Realiza, R2, Demium o The Lab Ventures. La firma también tiene una larga experiencia en el sector inmobiliario, con inversiones en edificios logísticos y de oficinas, además de en socimis como Silicius e Inbest, y la sociedad Atilius.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.