Empresas y finanzas

Alzis lanza una firma de capital riesgo para sus inversiones en 'startups'

  • Agrupará en ella sus participaciones en empresas como Miscota y Oh my cut!
Sede de Alzis.
Valencia

El grupo alicantino Alzis, propiedad de la familia Coves Selva, quiere dar un paso más en su proceso de diversificación más allá de sus negocios tradicionales y reforzar su papel como inversor en nuevas empresas con un fuerte potencial de crecimiento.

Para ello, el grupo familiar que nació de la distribución de butano y hoy abarca desde el inmobiliario y los parkings al ocio y el juego, tiene en marcha la creación de una nueva sociedad de capital riesgo bautizada como Valectra Global.

Su objetivo es que Valectra se convierta en su vehículo inversor, para lo que ya ha constituido formalmente la sociedad y ha solicitado su registro oficial en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según explican desde la propia empresa, para su creación se aportará como capital inicial sus participaciones en empresas emergentes que ha apoyado en los últimos años. Entre las más destacadas se encuentran la cadena de tiendas de mascotas Miscota, las franquicias de peluquerías low cost Oh my cut!, la empresa de desarrollo de pequeños cohetes espaciales PLD Space o la tecnológica Orizon.

El nuevo vehículo ya se ha constituido inicialmente como sociedad anónima con un capital de 25 millones de euros, aunque según explican fuentes de Alzis el importe desembolsado mediante la aportación de las participaciones es inferior, aunque supera el mínimo legal del 25% en la constitución. Además, explican que legalmente los socios tienen un plazo de 3 años para alcanzar esa cifra y que la tramitación aún se prolongará en el tiempo.

Valectra se convertirá así en el nuevo brazo inversor de la familia, que en los últimos tres años ha puesto su foco de mira en startups, en las que toma participaciones por debajo del 50% y sin centrarse en sectores específicos, más bien en compañías que aporten ideas innovadoras.

"Buscamos proyectos que desarrollen su actividad en sectores donde no estemos presentes con otra empresa", explican desde el grupo familiar, que apuntan también que una de las claves para sus inversiones es la confianza en el líder del proyecto empresarial y poder acceder al consejo de administración de esas firmas. En principio la familia Coves Selva no se plantea dar entrada a otros socios en la firma de inversión.

Efectos del coronavirus

El grupo empresarial alicantino registró en 2019 una cifra de negocio de 45,34 millones de euros y disparó sus resultados hasta 7,3 millones, en parte gracias al bien comportamiento de sus participadas y su cartera de inversiones bursátiles. Las salas de bingo que gestiona en la provincia de Alicante fueron su mayor fuente de ingresos, por delante del alquiler inmobiliario y el negocio de la energía.

Precisamente sus actividades de juego, ocio y servicios han sido unas de las grandes afectadas por las limitaciones durante la pandemia en 2020, según reconoce el grupo, que se encuentra en pleno proceso de cierre contable del ejercicio. "La diversificación nos ha permitido conseguir algo tan sumamente importante para la organización como es mantener todos los puestos de trabajo", destacan desde el grupo, que prevé una mejora en este 2021.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.