Comunidad Valenciana

Oquendo y MCH gestionarán dos fondos con 75 millones del Gobierno valenciano

  • El objetivo es levantar entre ambos 174 millones de euros
  • El primero se centrará en reestructurar deuda de empresas
  • El segundo invertirá en firmas en crecimiento y que buscan integraciones
Manuel Illueca, director del IVF. G. LUCAS
Valencia

El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), el brazo financiero del Gobierno valenciano, ha seleccionado a las gestoras de capital riesgo Oquendo Capital y MCH Private Equity Investments para los dos nuevos fondos aportará 75 millones de euros para invertir en deuda de empresas y compañías en crecimiento.

El objetivo del Gobierno valenciano es que estos dos fondos movilicen hasta 174 millones, sumando otras aportaciones de capital privado que levanten las gestoras.

Con esta iniciativa, el IVF pretende reforzar los fondos propios de las empresas para hacer frente a los problemas potenciales de solvencia en los sectores más afectados por la pandemia y facilitar fusiones y adquisiciones para impulsar el crecimiento post-covid de empresas con un modelo de negocio resiliente ante la crisis.

Fondo para deuda

Para las empresas con problemas de deuda por la crisis sanitaria, el IVF ha diseñado el fondo de restructuración de deuda Impulsa, orientado a empresas valencianas de mediano tamaño y midcaps. La gestora Oquendo será la encargada de gestionar esta herramienta de inversión. "Este fondo pretende reforzar la deuda sostenible de las empresas en procesos de restructuración, financiando parte de la deuda no sostenible en poder de las entidades financieras mediante aportaciones de capital, en general mediante la fórmula de préstamos participativos", según fuentes del IVF.

El nuevo Fondo Valenciano de Impulso Empresarial (Impulsa) nace con un tamaño inicial previsto de 60 millones de euros de los que 25 millones serán aportado por la Generalitat y el resto por entidades privadas colaboradoras, aunque podría ampliarse posteriormente, con la condición de que el IVF nunca supere el 49%.

Las inversiones realizadas a través de este fondo se articularán mediante préstamos participativos, deuda subordinada, deuda preferente y deuda convertible, y podrán ser objeto de estas inversiones empresas privadas no cotizadas, constituidas y con al menos tres años de vida.

Las operaciones formalizadas a través de este fondo podrán oscilar entre los 800.000 y los 5 millones de euros, siendo obligatorio para el prestatario contar con un rating crediticio emitido por agencia independiente reconocida por la European Securities and Markets Authority (ESMA).

Oquendo también ha resultado elegida recientemente por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para la gestión de fondos de deuda participados por el banco público.

Fondo para impulsar fusiones

El segundo instrumento promovido por el IVF es un "fondo de fondos", bautizado como Creix, que aportará recursos a fondos de private equity en fase de inversión. MCH Private Equity Investments gestionará un total de 36 millones de euros provenientes del Fondo Creix procedentes del fondo ya constituido MCH Iberian Capital V.

MCH Private Equity Investments actualmente gestiona siete fondos de características similares a las del Fondo Creix. Uno de ellos es el fondo de Cofides con el fondo soberano de Omán, que tiene entre sus inversiones a la empresa valenciana TCI Cutting. La gestora se compromete a invertir en empresas de la Comunidad Valenciana un total de 72 millones con el acuerdo, ya que dentro del proceso de adjudicación, se exige a las gestoras una inversión en la Comunidad Valenciana de al menos el doble de lo invertido por el IVF.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin