Capital Riesgo

GED lanza un nuevo fondo de 100 millones con la exención fiscal lusa del 82,5%

  • El nuevo vehículo, GED Tech Seed Fund, invierte en 'startups' en Portugal
  • La gestora española alcanza los 150 millones con su área de venture capital
  • La deducción se realiza en la cuota a pagar en el IRC (impuesto de sociedades portugués) y no en la base imponible
Joaquim Hierro, managing partner en GED Capital

La veterana gestora española GED Capital apuesta por su división de venture capital, llamada GED Conexo Ventures, con el lanzamiento de un nuevo fondo de 100 millones de euros enfocado en inversiones en startups en Portugal. Como confirma a elEconomista.es Joaquim Hierro, managing partner de GED, el vehículo, inscrito en la CNMV, "inició el proceso de captación de capital (fundraising) en septiembre de 2021 y prevé culminarlo en 2023. GED Conexo Ventures ya contaba con un primer fondo de 50 millones con un foco prioritario en España por lo que, con el nuevo vehículo, alcanzará los 150 millones bajo gestión en su área de venture capital.

El nuevo fondo, denominado GED Tech Seed Fund, nace al calor y la oportunidad única que supone la ventajosa fiscalidad lusa y su Sistema de Incentivos Fiscales a la I+D Empresariales (SIFIDE), cuyo objetivo es estimular y mejorar la inversión en Portugal a través de importantes deducciones directas del 82,5%.

De esta manera, Hierro explica que, "cualquier inversor del nuevo fondo que tribute por el impuesto de sociedades en Portugal, -como es el caso de los decenas de filiales lusas de empresas españolas- puede deducir a la cuota a pagar -no a la base imponible- el 82,5%. Las empresas cuentan con 8 años para utilizar este incentivo fiscal. De esta manera, si un inversor invierte, por ejemplo, 1 millón de euros en GED Tech Seed y se desgrava 825.000 euros en la cuota del IRC, el riesgo de la inversión asciende solamente de 175.000 euros", explica Hierro. En su opinión, Portugal se ha convertido en un destino muy solicitado para inversiones y empresas. El sistema de incentivos y beneficios fiscales están atrayendo el interés de numerosos inversores españoles, entre ellos, grandes empresas del Ibex35", añade.

Las empresas españolas que tributen en Portugal pueden deducir el 82,5% de las aportaciones realizadas al fondo en el valor a pagar en el IRC (impuesto de sociedades portugués)

El fondo GED Tech Seed Fund aspira a multiplicar por tres el dinero de sus inversores impulsando su rentabilidad con la palanca de la citada subvención fiscal.

'Incentivos fiscales' para filiales españolas

GED Capital ofrece a las empresas españolas que tributan en Portugal ser inversores -Limited Partners (LT)- de su fondo de venture capital y obtener así una deducción del 82,5% de las aportaciones realizadas al vehículo en el valor a pagar en el IRC (impuesto de sociedades portugués). "Las firmas españolas con filiales en Portugal que inviertan tendrán derecho a desgravarse la cuota del impuesto de sociedades. La deducción se realiza en la cuota a pagar (y no en la base imponible) con 8 años para utilizar este incentivo fiscal", explica Hierro.

Dos 'unicornios' en cartera

GED Conexo Ventures prevé realizar entre 25 y 35 inversiones con su nuevo fondo dirigido a startups lusas, para lo que cuenta con más de 500 oportunidades identificadas en proyectos tecnológicos altamente innovadores y con propósito, con un foco especial en promover la sostenibilidad (ESG).

El primer fondo de la división de venture capital de GED cuenta ya con dos unicornios en cartera: la empresa de ciberseguridad Feedzai, líder en la lucha contra el fraude financiero, y la plataforma de pagos Kushki. GED Conexo Ventures entró en 2019 en Revelock (originalmente Buguroo) con una valoración premoney de 9 millones y, en sólo un año, multiplicó las ventas por 7 veces y cerró una ronda con TenEleven, un fondo de Silicon Valey, y el español Seaya. En 2021, Feedzai se convirtió en unicornio al cerrar una nueva ronda de 200 millones y alcanzar una valoración de 1.200 millones. Además, adquirió Revelock para incorporar su tecnología a su catálogo de soluciones antifraude.

Por su parte, Kushki ha dado entrada a la japonesa Softbank y aspira a seguir los pasos del líder en la región, la DLocal, saliendo a bolsa en el Nasdaq, donde  la startup uruguaya de pagos realizó con éxito un IPO en 2021. La fintech está levantando una nueva ronda de 100 millones de dólares con la que superará los 1.000 millones de valoración para adquirir una firma en Centroamérica.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin