Capital Riesgo

Seedtag, líder español en publicidad contextual, eleva ventas a 125 millones con la compra de la francesa KMTX

  • La startup -participada por Adara, Oakley y All Iron- cierra su tercera adquisición internacional
  • "Somos un referente para marcas y empresas publicitarias europeas y latinoamericanas"
Jorge Poyatos (derecha) y Albert Nieto (izquierda), Co-CEOs y Co-fundadores de Seedtag

Seedtag, líder en publicidad contextual en Europa y Latinoamérica, sigue impulsando su internacionalización vía adquisiciones con la compra del 100% de la francesa KMTX (antes Keymantics), especializada en modelos de Inteligencia Artificial para optimizar y automatizar las campañas de marketing y performance. La operación refuerza su liderazgo prevé elevar su facturación hasta los 125 millones de euros este año. Con este nuevo movimiento estratégico -asesorado por Garrigues y KPMG-, la compañía fortalece su cartera de productos y se convierte en referente para marcas y empresas publicitarias europeas.

La transacción supone la tercera compra de la empresa española tras adquirir otros dos competidores europeos: la italiana AtomikAd y la alemana Recognified. Seedtag también ha aumentado su plantilla en un 50% desde el primer trimestre de 2021. Hoy en día cuenta con más de 300 empleados en 14 oficinas en todo el mundo, de los cuales 150 profesionales trabajan en España.

La nueva adquisición en Francia llega después de que Seedtag levantara 34 millones de euros el año pasado en una ronda de financiación serie B liderada por el private equity británico Oakley Capital. En 2016, el venture capital español Adara Ventures también tomó una participación minoritaria en la startup al liderar una ronda de 1,5 millones de euros en la empresa, líder del In-Image Advertising en España. En la ampliación de capital también participaron inversores originales de la compañía como All Iron Ventures, el venture capital promovido por Jon Uriarte y Ander Michelena, fundadores de Ticketbis.

Los fundadores, Jorge Poyatos y Albert Nieto, -dos ex empleados de Google en Madrid-, mantienen una participación significativa en la startup, cuyo objetivo es convertir la publicidad digital en una experiencia mucho más nativa y contextualizada para usuarios, anunciantes y publishers. En su hoja de ruta, este año Seedtag ha abierto oficinas en Estados Unidos y Dubái. La firma cuenta con sede en Miami para gestionar el mercado latinoamericano, donde empezó operando en México y Brasil, -dos mercados muy importantes-, y actualmente también está presente en Argentina, Colombia y abriendo Chile.

Movimiento estratégico

Jorge Poyatos y Albert Nieto, co-CEOs y co-fundadores de Seedtag, han explicado que "la adquisición de KMTX supone la incorporación de modelos predictivos de Inteligencia Artificial a nuestra oferta. Estos modelos, combinados con nuestra tecnología propia, nos permiten crear una solución líder para conseguir los mejores resultados de performance sin usar cookies".

Por su parte, Arthur Querou, CEO y co-fundador de KMTX, apunta que "con Seedtag compartimos la visión de simplificar la publicidad mediante la inversión en datos. Al combinar ambas tecnologías, la industria podrá tener acceso a una solución full-funnel basada en IA que ayudará a tomar las decisiones más adecuadas, respetando la privacidad del usuario", añade.

KMTX (antigua Keymantics) es una empresa francesa dedicada a construir modelos de IA para optimizar y automatizar campañas de marketing. Desde 2019 ha ayudado a más de 150 clientes a mejorar más de 500 campañas.

Seedtag, creada en 2014, es la firma pionera del In-Image Advertising en España, al permitir hacer llegar mensajes asociados a territorios de marcas antes inalcanzables integrando la publicidad dentro de las imágenes. La startup estudia cómo impactan sus formatos en la atención del usuario para conseguir, desde el primer segundo, atraer su atención y mantenerla por un tiempo más largo. Su creatividad contextual se ha centrado en crear soluciones publicitarias eficientes y pro-privacidad para marcas en la era sin cookies.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.