Canarias

¿Qué extranjeros compran casas en Canarias? Marroquíes y rumanos superan a los chinos

  • Tras la burbuja los extranjeros suponen casi el 11% de las compras de vivienda
El cónsul de Marruecos en Canarias y el presidente de la CEOE de Las Palmas, Agustín Manrique.
Las Palmas de Gran Canaria

Comprar casas en Canarias no solamente es cosa de turistas de larga residencia. Nacionales procedentes de los dominios de Mohammed VI y del antiguo reinado de Karol I son los que amasan las compras de viviendas en las islas por encima de los nacionales de China.

En el fondo, es economía real dado el desplome de inversión extranjera en tenencia de valores de los últimos ejercicios. Estas comunidades extranjeras en las islas pasan por protagonizar pocas páginas de sucesos en la prensa local. En los últimos diez años Canarias ha recibido 2.292 millones de euros. De esa cifra, 1.327 millones es producto de apuntes contables de Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros, uno de los vehículos fiscales lanzados por el PSOE en 1995.

Los extranjeros que compran una vivienda en España son cada vez más, ya que tras el estallido de la burbuja inmobiliaria han pasado de adquirir apenas el 4% de las propiedades hasta rozar el 11% a finales de 2019, según recoge un informe del Banco de España. Marroquíes y rumanos tienen porcentajes mayores, del 14% y el 12%, el doble que los chinos. Las compras se reparten por toda España aunque se concentran en las islas y en la costa mediterránea, lo que hace que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife -Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro- se llevasen a cabo el 19% de las operaciones, por encima del 16% de Baleares, el 15% de Alicante o el 14% de la provincia de Las Palmas -Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote-.

Marroquíes y rumanos compran el 14% y el 12%, el doble que los chinos

En cuanto al precio de compra, los extranjeros pagaron de media el metro cuadrado un 3% más caro que los compradores españoles tras el estallido de la burbuja y un 4% superior a partir de 2013, aunque con grandes diferencias entre regiones, que superan el 10% en el caso de Santa Cruz de Tenerife, Barcelona y Baleares. El interés por las islas, tanto por Baleares como por Canarias, como lugar para tener una casa de vacaciones unido al aumento de extranjeros residentes en los dos archipiélagos podría explicar el encarecimiento de la vivienda en ambas regiones. El Banco de España aprecia una "elevada correlación" entre el aumento del precio de la vivienda en ciertas provincias, especialmente en las de los dos archipiélagos, con el aumento de la demanda de inmuebles por parte de extranjeros, aunque considera que esa idea no es extrapolable al resto de España.

La razón es que la compra de propiedades por parte de extranjeros se limita a unas pocas provincias y además son territorios en los que ha crecido la población. Lo que sí está claro es que en el periodo analizado, que va desde 2007 a 2019, el peso de los compradores extranjeros ha ido aumentando progresivamente. Por ejemplo, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, los europeos llegaron a representar el 58% de las compras de viviendas en España por parte de extranjeros, aunque la cifra luego bajó al 53% a cierre de 2019, con una evolución dispar entre nacionalidades. Así, por ejemplo, los británicos han ido reduciendo su volumen de compras, al tiempo que los italianos las aumentaban hasta llegar en ambos casos a un 8% de las compras de extranjeros residentes.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin