Banca y finanzas

Deutsche Bank volverá al 'top diez' de la banca tras la fusión con Commerzbank

  • El banco negocia la integración para mejorar la eficiencia y rentabilidad
Foto: Archivo.

La fusión de los dos mayores bancos privados alemanes, Deutsche Bank y Commerzbank, dejaría un grupo resultante con un valor en bolsa de 26.270 millones de euros, volviendo a situar a la entidad encabezada por Christian Sewing dentro del ranking de los diez primeros bancos europeos, tras perder el puesto con la crisis financiera y terminar de hundirse este otoño con el escándalo por blanqueo de capitales que llevó a la Policía alemana a registrar la sede en noviembre.

El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, se ha mostrado siempre proclive a la idea de crear un gigante bancario con solidez para financiar a las empresas del país, plan que Sewing reconoció valorar, pero nunca a corto plazo. Ahora, y tan solo una semana después del giro monetario del Banco Central Europeo (BCE) que alejó la subida de tipos a finales de 2019, y por tanto, mantiene un horizonte de baja rentabilidad para la banca europea, Deutsche Bank confirmó este domingo que está en negociaciones con Commerzbank.

La operación alejaría del proteccionista Gobierno alemán el fantasma de una opa por parte de un banco extranjero, aunque supone una derrota más para la unión bancaria europea. El responsable de Supervisión del BCE, Andrea Enria, señaló la semana pasada que aún no han salido suficientes bancos del mercado europeo, lo que mina la rentabilidad del sector, y criticó que las fusiones locales mantienen fragmentado el escenario bancario.

S&P Global Ratings advirtió el lunes de que para que la integración desemboque en sinergias sería necesario un ajuste de 30.000 empleos. Las dos entidades sumarían unos 140.000 trabajadores, de los que Deutsche Bank aporta 91.700. No obstante, la agencia de calificación reconoce que, aunque la unión favorecería los estrechos márgenes estructurales de los bancos, ganando en eficiencia, cuestiona si elevado tijeretazo en la plantilla sería "políticamente aceptable".

Un hándicap más se suma a la fusión. La Comisión de Monopolios alemana no se opone a la operación pero reconoce que, ante una crisis financiera, el nuevo banco sería demasiado grande para dejarlo caer. Cabe destacar que Deutsche Bank y Commerzbank superaron los test de estrés de la EBA con uno de los resultados más bajos de la banca europea, quedando por debajo de la media del sector en materia de solvencia en un escenario de crisis bancaria. Por otro lado, Deutsche ganó 341 millones en 2018, tras cuatro años de pérdidas, y Commerzbank, 865 millones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

armando
A Favor
En Contra

EL D.B. banco quebrado y el commerzbank que está muy mal tambien. Y los alemanes y algunos españoles creen que 0+0=1 ???

Muchas quizá demasiadas similitudes con el caso Bankia, pero la explosión será 1000 veces más potente que la que de Bankia (que por cierto no han devuelto casi nada sobre su rescate)

Puntuación 3
#1