Banca y finanzas

Kutxabank aportó mil millones a la reestructuración de la banca española

Bilbao, 5 oct (EFE).- Kutxabank aportó mil millones de euros a la reestructuración del sistema bancario español para salir de la crisis, con la compra de Cajasur y sus aportaciones al Sareb y al fondo de garantía de depósitos, según la cifra revelada hoy por el presidente de la entidad vasca, Gregorio Villalabeitia.

El presidente de Kutxabank ha participado hoy en Bilbao en una jornada sobre "Banca, rentabilidad y normalización monetaria", organizada en la Universidad de Deusto.

"Las cosas van cada vez mejor, pero la banca lo vamos a seguir pasando mal en el inmediato futuro", ha comentado Villalabeitia. "Tenemos un entorno macroeconómico mucho mejor que hace cinco años, con incertidumbres internacionales. Aunque el crecimiento sea algo menor, eso lo tenemos descontado".

Entre las dificultades, los tipos de interés, que "son negativos, lo de bajos es un eufemismo", lo que complica la rentabilidad.

Más retos: "los riesgos no financieros, la ciberseguridad, la litigiosidad que sufrimos los bancos, que ya supone el tercer ingrediente en costes de la banca, y el riesgo reputacional", una reputación que para Villalabeitia se ha puesto en cuestión "injustamente".

"La banca española es el segundo sistema bancario más barato de Europa, y ha permitido el mayor acceso de particulares a la vivienda", se ha defendido.

Precisamente es una de las claves del éxito de Kutxabank: "Tenemos un perfil de negocio de riesgo medio bajo, la mayor parte de nuestra cartera son hipotecas; esto nos permite también que cuando nos hacen los test de estrés Kutxabank sea la entidad de Europa que menos capital destruye, porque nuestro modelo de negocio es el de menor perfil de riesgo de Europa. Es una cultura que nos viene muy bien, provisionamos menos deterioros y eso nos ayuda en la cuenta de resultados".

En presencia del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, el presidente de Kutxabank ha echado una de cal y otra de arena a los supervisores: "La verdad es que los bancos son mucho mejores que hace cuatro años, y eso hay que agradecérselo a los bancos y a la supervisión", pero a la vez, ha advertido, "la regulación nos está matando".

"No puedo opinar cuánta regulación, cuánto capital es necesario; lo que es un hecho es que cada año tenemos más exigencias de información, de capital, hay mucha supervisión que no se coordina. A veces hay cola de reguladores en el ascensor del banco", ha dicho, despertando las sonrisas del auditorio.

"Es lógico, pero hay disfunciones y a la banca nos está consumiendo muchos recursos de gestión y económicos atender a estos 'reporting' (informes), lo que beneficia a las empresas consultoras", ha insistido entre más sonrisas del auditorio, ya que la jornada la organizaba la consultora KPMG.

Otra de las peticiones al regulador ha tenido que ver con la digitalización, ya que ha advertido de que "muchos operadores financieros no bancarios pretenden funcionar al margen de la regulación. Rogamos a nuestros supervisores que seamos capaces de conseguir las mismas reglas de juego".

Villalabetia no se ha mostrado muy preocupado por la digitalización, porque desde hace tiempo se están "preparando" y también conlleva ventajas en la gestión: "con las mismas personas atendemos personalmente al doble de clientes".

En el mismo acto, Hilario Albarracín, presidente de KPMG, anfitrión de la jornada, ha avisado al sector de que los bancos que no se suban al tren de la digitalización "quedarán fuera de juego".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint