Banca y finanzas

Bankia y CaixaBank valoran pagar un dividendo extra por su alta solvencia

Foto: Reuters.

Los consejos de Bankia y de CaixaBank pueden tener que valorar en los próximos meses el reparto entre sus accionistas de un dividendo extra por la significativa mejora de sus ratios de solvencia. Ambas entidades incluyeron en sus actuales planes estratégicos la distribución de un dividendo en el caso de que el ratio Common Equity Tier 1 Fully Loaded superara el 12%. Una circunstancia que el primero ya cumple y que el segundo podría alcanzar en 2018, según ha adelantado en los últimos días su consejero delegado, Gonzalo Gortázar. La mejora de los resultados, las menores provisiones, los saneamientos y la continuada construcción de capital de los últimos años han provocado que los bancos españoles acumulen un exceso de dinero, que ahora puede comenzar a regresar a los accionistas.

En un encuentro con analistas, Gortázar señaló que, previsiblemente, la entidad despedirá 2018 alcanzando este nivel de solvencia, aunque insistió que, en caso de aprobarse un extraordinario de este tipo, no sería este año. A cierre de junio, el ratio CET 1 Fully Loaded se situaba en el 11,4%, por lo que se anticipa que en la segunda parte del ejercicio, CaixaBank acelerará la generación de capital. Gortázar emplazó cualquier decisión en materia retributiva al próximo plan estratégico, que el banco presentará en noviembre, y que se espera que sea especialmente sensible a la política de remuneración al accionista.

De hecho, fue en el que presentó en 2015, y que se cierra este mismo año, en el que la entidad fijó en el 12% el nivel de Common Equity Tier 1 a partir del cual devolvería capital vía dividendo en efectivo, o bien con recompra de acciones. En 2017, este medidor de solvencia se quedó en el 11,7%; a las puertas del nivel establecido. La expectativa del mercado es que en la nueva estrategia que comunicará en otoño CaixaBank pueda mantener un posicionamiento similar, máxime si este año alcanza el objetivo en solvencia.

Gonzalo Gortázar, sin embargo, no quiso adelantarse a la presentación de noviembre y supeditó en su encuentro con analistas las líneas maestras del nuevo plan, incluida la retribución al accionista, también a otros factores como a la "evolución de la rentabilidad", o los requerimientos regulatorios. Concretamente, el sector se enfrenta a la entrada en vigor en 2020 de Basilea IV.

En principio, lo que no se espera que incluya la nueva estrategia de CaixaBank -y que facilitaría una mejora de la política retributiva- son adquisiciones. Hasta el momento, la entidad ha descartado afrontar nuevas operaciones corporativas. El año pasado, cerró con éxito su oferta sobre el luso BPI y en 2018 se espera que lo controle totalmente, tras su exclusión de bolsa.

Bankia, por su parte, también progresa adecuadamente para afrontar el pago de un dividendo extra, con cargo a la hucha de su exceso de solvencia. En febrero, durante la presentación de su nuevo plan estratégico, que se prolonga hasta 2020, ya fijó como uno de sus objetivos estos pagos cuando el ratio CET 1 Fully Load superara el 12% al cierre de ejercicio.

Tal como publicó hace pocos días, durante la presentación de resultados, a 30 de junio, este indicador se había situado en el 12,7%. Los analistas, además, son optimistas con su capacidad de generación de capital en lo que queda de año y pronostican, de acuerdo con datos de FactSet, que el ratio CET 1 Fully Loaded puede escalar hasta el 13,2% en diciembre. De alcanzar este nivel -que sería el más alto de toda la banca del Ibex 35- el mercado podría presionarla para el reparto.

Bankia no se ha comprometido específicamente a liberar capital vía dividendos todos los ejercicios cuando se cumpla el requisito de solvencia, pero José Sevilla, su consejero delegado, ha dejado la puerta abierta a que se discuta en el primer consejo de 2019 si, efectivamente, se mantiene el actual nivel de capital. "Será algo que se planteará cuando cambiemos de año", adelantó en la rueda de prensa de presentación de resultados. La decisión, por tanto, podría adoptarse el primer trimestre.

El banco, en su último plan estratégico, fue especialmente incisivo en su programa de retribución al accionista y ha adelantado que entre el dividendo ordinario y el que se abonaría por exceso de capital, desembolsará al menos 2.500 millones hasta 2020 (incluye los pagos con cargo a ese ejercicio, aunque se distribuyan el año siguiente).

El Estado, previsiblemente, recibirá una gran parte de ellos -hasta 1.500 millones- porque, a través del FROB, controla un 60% del capital. No obstante, para cobrar todo ese capital, tendría que mantener su participación actual un año más de lo previsto.

Por el momento, el Ministerio de Economía mantiene como fecha tope para la desinversión de Bankia diciembre de 2019, aunque, si la cotización no se recupera, dicho plazo podría prolongarse.

Uno de los hándicaps es la posible creación de tasas sobre la banca, que quita visibilidad sobre los resultados de las entidades.

Fitch adelanta una mejora de la nota de las cédulas hipotecarias

La agencia de calificación Fitch adelantó el miércoles buenas noticias para la banca española. La calificadora emitió un informe en el que adelanta que las cédulas hipotecarias del sector podrían registrar una mejora de su nota en los próximos meses. Concretamente, la agencia adelanta que, una vez se produzca la trasposición de la normativa europea al respecto de este tipo de emisiones, que se aprobó en marzo de este ejercicio. Concretamente, la agencia adelanta que se podría producir dicha mejora, que en la legislación que se apruebe en España, se impulsan medidas de protección de liquidez que en este momento no existen, según especifican los expertos de la agencia de calificación, que hace pocos días criticó ciertos aspectos de la economía española. Concretamente, advirtió del elevado volumen de deuda. En este sentido, la calificadora de riesgos señaló que la deuda pública española cerró 2017 en el 98,3% del PIB, una ratio muy por encima del 40,8% que tienen los países con nota 'A-'.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

A Favor
En Contra

El zombie alta solvencia claro, si te enchufan el rescate

Puntuación 8
#1
Devolver lo mangado
A Favor
En Contra

Devolver lo mangado y los milesde millones en rescates y fusiones pagados por los contribuyentes,, no entra en sus planes .. Solamente la fusion con Bmn antigua Cajagranda ha costado mas de 12500 millonesde euros ,,que no se recuperararan y se perdera hasta el ultimo duro ,,Pura delincuencia con impunidad grantizada ..

Puntuación 9
#2
Impunidad y delincuencia
A Favor
En Contra

Impunidad descarada y delincuencia organizada pàra el saqueo del pais con el mayor descarado imaginable ..50 años de ppsoe ..y alternancia del mangoneo

Puntuación 7
#3
torquemada
A Favor
En Contra

publireportaje para pillar incautos con el dividendo

seguro que algunos fondos quieren salir y con beneficios tonto el último

Puntuación 8
#4
Usuario validado en elEconomista.es
samaruc
A Favor
En Contra

lo que debe de hacer Bankia es devolver a los ESPAÑOLES , lo que le dejaron para rescatarla y no repartir dividendos hasta que no devuelva hasta el ultimo euro con los intereses correspondientes.

vaya país que tenemos

Puntuación 4
#5