Banca y finanzas

CaixaBank paga 25 millones a Global Payments por el 20% de UniversalPay

  • La firma de pagos integró la compañía en la 'joint venture' que rueda con el banco
     

CaixaBank y Global Payments cierran los flecos de la integración de UniversalPay en su join venture. El banco ha abonado al gigante americano de medios de pagos 26,2 millones de dólares (unos 25 millones de euros) por el 20% del negocio español de Evo Payments y que gestionaba la actividad de TPV en comercios del extinto Banco Popular. Implica una valoración del 130 millones por el conjunto de UniversalPay en el mercado, de acuerdo a los términos financieros que revela Global Payments en su memoria anual.

La integración de UniversalPay en España en la join venture fue el paso natural después de que Global Payments adquiriese a su competidor Evo Payments por unos 3.360 millones de dólares para ampliar su huella geográfica y recalar en nuevos mercados.

Con su integración, el coloso americano entraba en Alemania, Polonia o Chile y ganaba peso en otros mercados como en Reino Unido e Irlanda, Canadá, México o España. Aquí, Global Payments es socio estratégico de CaixaBank desde el año 2010, operando el negocio a través de sociedades conjuntas.

Especialista en TPVs

Al integrar al especialista en el negocio de TPV en comercios, ambos socios optaron por operar aún de manera independiente en una primera instancia, aunque Global aprobó la disolución sin liquidación de UniversalPay y transmitir en bloque su patrimonio social a Comercia, participada en el 20% por CaixaBank.

Su joint venture el líder en España en servicios de pago para comercios, con un 31,2% de la cuota de mercado por facturación. Además ambos socios ensamblaros otras joint ventures para irrumpir en Brasil o para ofrecer servicios a comercios en República Checa, Rumanía y Eslovaquia junto al austriaco Erste Group Bank.

El banco vendió también el 51% de MoneyToPay a Global para operar juntos en tarjetas de crédito prepago. En España, UniversalPay fue la marca que lanzó Evo Payments.

La sociedad nació con el negocio de TPV del Banco Popular y estableció una alianza con Liberbank para el negocio de adquirencia o pago en comercios, que Unicaja resolvió tras la fusión entre ambos bancos por el conflicto comercial que implicaba la integración de UniversalPay en los negocios de CaixaBank.

La entidad malagueña provisionó después 7 millones para encarar la compensación por la ruptura de la alianza. UniversalPay llevó al Santander, sin éxito, a los tribunales y le pedía una compensación de 1.000 millones alegando que no empujaba la actividad del Popular según el plan de negocio. Los tribunales dieron la razón al banco y la firma de TPV recurrió el fallo, sin que el litigio haya desactivado el acuerdo.

El pago con tarjetas crece un 9% en España

El uso de las tarjetas para pagar las compras avanza a pasos crecientes en España. Los ciudadanos tiraron el año pasado del 'dinero de plástico' para abonar operaciones por valor de 255.457 millones de euros, un 9,37% más, y mientras que la disposición de efectivo en cajeros subía un 4,25%.

El recurso cada vez más frecuente a la tarjeta también se constata en la red. Según las estadísticas del Banco de España, el número de TPV instalados en comercios subió un 7% y roza los 2,53 millones, mientras el de cajeros cayó un 4,36%, hasta 43.263 terminales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud