Banca y finanzas

La banca aspira a recuperar la demanda de crédito en 2024

La banca aspira a recuperar la demanda de crédito en 2024 con la meseta en la que están entrando los tipos de interés. Esta es una de las principales conclusiones a los que han llegado los directivos de las entidades financieras españolas durante el VI Foro de Banca sobre el papel de la banca como promotora de la economía: Financiación de familias y empresas organizado por elEconomista.es con el apoyo de Accenture. Y es que la abrupta subida de los tipos de interés que comenzó en el verano de 2022 ha llegado a su fin y ha retraido la demanda de forma muy relevante en los últimos meses.

"Es importante recordar que venimos de épocas atípicas de tipos cero o negativos, de subidas tan bruscas... Lo que creo es que el sector y la sociedad anhelan y necesitan un escenario más moderado, con tipos entre el 2 y el 3%", señaló Eduardo Ruiz de Gordejuela, CEO de Kutxabank.

"No estamos restringiendo el crédito, estamos deseando que lo pidan", apuntó por su parte el CEO de Sabadell, César González-Bueno. "El crédito se concede con mucho más criterio, nos hemos sofisticado. La última crisis fue demasiado dura como para olvidarla en un plazo tan corto", apuntó, recordando que para que esa demanda se reactive "ayudaría una normalización de los tipos o una ligera bajada". Además, en su opinión también es clave recuperar la confianza y disipar las incertidumbres, "el consumo sigue fuerte; los vemos en TPV, en tarjetas, en working capital... lo que no está fuerte es la demanda a largo plazo".

"En España hoy en día tenemos una liquidez en el sistema envidiable", apuntó por su parte Ángel Rivera, CEO de Santander España. "El 70% de la financiación se hace a través de la banca. Si los tipos bajan un poco el año que viene, si la economía crece y hay proyectos, las empresas se animan a invertir en capex", señaló.

Todo esto ocurre en un momento en que "España compara favorablemente con respecto a otros países", señaló Peio Belausteguigoitia, Country Manager de BBVA España. "Si cojo la media de riesgo vencido, incluyendo pymes, de 2019, 2022 y 2023, ahora tenemos medias mensuales mejores que en 2019", apuntó en relación a las bajas cifras de mora del sistema financiero español. "De cada 100 hipotecas se pagan 97 o 98 el día 30. No quiere decir que las dos o tres no se paguen antes de 90 días", escenificó, señalando que, con respecto a 2022, "hay un deterioro, pero perfectamente controlado". "El coste del riesgo del mundo empresarial está en niveles históricamente bajos. En relación a otras épocas, es muy disectorial, ocurre en todos los sectores y geografías. El panorama es bueno y perfectamente gestionable para empresas, familias y particulares", resaltó.

El papel de la tecnología

De cara al futuro, las entidades apuestan por el crecimiento, mediante la colaboración público-privada y la apuesta por la sostenibilidad del sector, para lo que es clave la tecnología. "La banca es una de las industrias que más invierte en tecnología", apuntó Diego López Abellán, director general de Servicios Financieros de Accenture. "Hablando de futuro, confluyen una serie de nuevas tecnologías", destacó, recordando ejemplos como la inteligencia artificial generativa o la ciberseguridad, pero "tiene que ser sostenible". "La confluencia nos va a traer una nueva ola de disrupción o generación aplicada al crecimiento, con nuevos productos y servicios, crecimiento en cuota... permite segmentar mejor, conocer mejor a tus clientes, que sean más rentables", recalcó.

Con respecto a la competencia que pueden hacer al sector financiero las empresas tecnológicas, los representantes de la banca señalaron serán un fuerte rival. "Las entidades financieras no van a desaparecer, pero las big techs tienen mayor capacidad de inversión y no solo Apple", apuntó Rivera. "No tenemos un champions europeo en este sentido, todos son de China o América y eso nos lo tenemos que hacer mirar", recordó, haciendo suya una vieja demanda del sector, "la regulación no es pareja". "A nosotros nos encanta la competencia, pero me gusta competir en un terreno de juego parejo", resaltó.

El caso Redsys

Durante la mesa de debate, los principales directivos de la banca en España también hablaron sobre los problemas sufridos por Redsys en las últimas semanas que dejaron sin poder operar el sistema de pagos digitales en dos ocasiones. "La tecnología a veces falla, la lección aprendida es el gran valor que tiene el mundo de los pagos y la tecnología y pensar ahora cuál es la siguiente frontera para el futuro de los pagos", apuntó el representante de Accenture, señalando que "Redsys es un ejemplo a nivel global".

"Redsys tiene doce años, es la primera vez que falla. El sistema de pagos en España es significativamente mejor que la media europea", reseñó Belausteguigoitia. "Yo hoy he tenido una hora y media sin correo electrónico, que lo provee una empresa cuya capitalización es tres veces superior a la suma del IBEX35. Los gigantes tecnológicos, que nos van a arrasar, también fallan", puso como ejemplo.

"El sistema de pagos español es de lo mejor que hay en Europa y en el mundo, incluyendo Estados Unidos", refrendó también Rivera. "Fue un pico en la infraestructura de comunicaciones muy pegado a la expansión del comercio electrónico. Hay que trabajan en la disponibilidad. No haría un caso de esto cuando hay una infraestructura en la que se ha invertido mucho".

También salieron en defensa de este sistema los representantes de Sabadell y KutxaBank. "Que en un momento de punta haya una incidencia puntual...", reconoció González-Bueno, "a veces se supera esa punta momentáneamente. Hay una relación entre el coste infinito y el sistema infinito. Llegar al infinito tiene coste infinito", reseñó. "No es un monopolio, hay otros actores", apuntó Ruiz de Gordejuela.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud