Banca y finanzas

Santander explora Oriente Medio para crecer en gestión de activos y banca privada

  • El grupo financiero aspira a competir en el negocio internacional con gigantes globales
  • El refuerzo del área institucional es una de las claves de crecimiento de la entidad 
Una sucursal de Banco Santander.

Banco Santander mira a Oriente Medio, con el foco en países como Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, para crecer y aumentar clientes de su gestora y banca privada. La entidad que encabezan Ana Patricia Botín y Héctor Grisi opera en la actualidad en la última de estas patas en diez mercados –de América y Europa– y busca ampliar su capilaridad para competir de tú a tú con gigantes globales de la talla de JP Morgan.

En este sentido, y tal y como ha podido saber elEconomista.es, parte de la cúpula de este segmento del negocio de Santander realizó en las últimas semanas un roadshow por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos con el objetivo de analizar las posibilidades para desembarcar esta división en esta parte del planeta. Este movimiento se uniría a otros realizados anteriormente en los que han tanteado las posibilidades en este mercado. Fuentes cercanas señalan a este medio que el foco ahora mismo estaría puesto en incrementar los clientes institucionales del banco, para lo que este mercado sería clave.

El responsable global del banco para esta parte del negocio, Víctor Matarranz, señaló a elEconomista.es en una entrevista hace unos meses que el objetivo del banco era conseguir tener 500.000 millones de euros en activos bajo gestión de cara al año 2025, lo que le permitiría ser "un jugador relevante". A cierre de septiembre, últimos datos disponibles, esta cifra era de 447.000 millones, por lo que todavía tiene un importante recorrido de cara a los próximos ejercicios.
En cuanto al número de clientes, el objetivo de la entidad es el crecimiento constante en todos los segmentos, pero sobre todo en el de la gestora(Santander AM) y la banca privada. Así, el desembarco en los países de Oriente Medio es uno de los vectores claves de crecimiento orgánico a los que aspiran en la división que capitanea Matarranz para convertirse en un jugador relevante más allá de Europa y Latinoamérica.

Es precisamente en esta última geografía en la que ha realizado el último movimiento, con la adquisición del negocio de gestión de activos de BNP Paribas en Argentina. "Esta operación refuerza nuestra presencia en la región y nos ayuda a consolidar nuestra actividad como una plataforma global de inversiones", indicó el propio Matarranz al comunicar esta operación hace solo unos días. Según el banco liderado por Ana Botín, esta adquisición supone un nuevo paso en la consolidación de su negocio de gestión de activos en Latinoamérica y permite incrementar su cuota de mercado en el mercado argentino hasta el 12%, asentándose como la primera gestora por volumen gestionado.

Diez geografías en Privada

Santander tiene estructura local de banca privada, además de en España, en Reino Unido, México, Chile, Argentina, Portugal, Reino Unido, Polonia y Brasil y cuenta con plataformas internacionales en Suiza y Miami. Todas estas geografías están conectadas mediante un acceso global –es decir, los clientes de la entidad pueden operar en todo el mundo independientemente de dónde resida–. "Ahora tenemos las patas locales de nuestra banca privada pero a la vez capacidad global", decía Matarranz hace unos meses.

La estrategia One Transformation que inició la compañía hace poco más de un año se basa en aumentar la relación entre divisiones del propio banco para aumentar las sinergias internas y de cara al cliente. En este sentido, son muchos los pasos que se han dado, sobre todo, en el lado de la banca privada y el CIB (Corporate & Investment Banking). De acuerdo con la información que la propia compañía puso sobre la mesa durante la presentación a analistas de los últimos resultados del banco, esta colaboración ha generado más de 160 millones de euros de beneficio en lo que va de ejercicio, un 13%más.

Crecimiento en Brasil

Uno de los mercados que más se ha beneficiado de este movimiento de sinergias es Brasil. De acuerdo con los datos de cierre de septiembre, en este país Santander ha conseguido establecer "117 nuevas relaciones" que han conseguido atraer 6.000 millones de reales (algo más de 1.100 millones de euros) de nuevo dinero neto a la entidad, señalaron durante la presentación de resultados del banco a los analistas.

Mejora de resultados en la división

El área que integra los negocios de gestión de activos (Santander Asset Management), la unida corporativa de Banca Privada y Banca Privada Internacional en Miami y Suiza (Santander Private Banking) y el negocio de Seguros (Santander Insurance) consiguió a cierre de septiembre un beneficio de 1.251 millones de euros, con un margen neto de 1.746 millones y un margen bruto de 2.591. Estas cifras suponen un incremento relevante con respecto a las cosechadas un año antes. En el lado de Banca Privada, las captaciones netas hasta cierre de septiembre era de 8.694 millones de euros en todas las geografías, mientras que las ventas netas de Asset Management fueron de 6.402 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud