Banca y finanzas

La banca de inversión hunde un 700% el ingreso por créditos y sube en 'equity'

  • Santander gana en ingresos por préstamos tradicionales
  • JP Morgan se lleva el oro en operaciones de 'equity'

La banca de inversión ha virado en los últimos meses adaptándose a la situación macroeconómica y del mercado. Así, los datos de las entidades que operan en España hasta el cierre de septiembre muestran una caída relevante en los ingresos por operaciones de financiación tradicional mientras que las de deuda y equity despuntan. Los números que aporta Dealogic muestran un desplome del 719% en el tercer trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2022, pasando de 29 millones de ingresos por este concepto a apenas cuatro. En el lado contrario, las que más crecen, está el equity, que mejora sus ingresos un 53% ante la vuelta de este tipo de operaciones.

Si se tiene en cuenta el volumen, los préstamos sindicados firmados durante el tercer trimestre del año totalizaron 10.381 millones de euros en 30 operaciones diferentes. Estas cifras suponen una caída del 50% en el número de movimientos y del 32% si se comparan las cuantías transaccionadas en el último año. En este lado, el primer banco sería Santander, con 51 operaciones en lo que va de año.

En el lado de las transacciones de equity en España, el oro es para JP Morgan. Los movimientos del sector en nuestro país por este concepto sumaron, de acuerdo con los datos que aporta Dealogic, un volumen de 1.197 millones de euros entre julio y septiembre con cuatro operaciones. El volumen total se incrementó así en un 400% frente a un flojo tercer trimestre de 2022 en el que apenas se movieron 240 millones.

El otro filón que ha encontrado la banca de inversión para salvar la caída de las financiaciones tradicionales son las operaciones de deuda. Los ingresos de estas entidades por este motivo han crecido en el último trimestre un 22% y ya alcanzan los 82 millones de euros, la cifra más alta en términos absolutos de todos los productos en los que operan. Así, se queda por encima incluso de las operaciones de fusiones y adquisiciones (76 millones de euros).

Y es que el verano, según señalan a elEconomista.es fuentes del sector financiero, ha sido movido en cuanto a operaciones corporativas se refiere, sobre todo en el lado de las empresas de mediano tamaño. En este lado, es importante destacar que durante varios trimestres habían estado casi paralizadas y no ha sido hasta ahora cuando se han reactivado.

Del mismo modo, las financiaciones al uso que hasta ahora habían estado casi paralizadas por completo como consecuencia de la subida de tipos de interés han empezado a reactivarse en las últimas semanas.

Clave para Santander

El segmento de banca de inversión se está volviendo clave para entidades financieras que, tradicionalmente, no se centraban en él. Es el caso de Banco Santander, para el que los ingresos de banca de inversión ya suponen hasta un tercio del beneficio de la entidad. Los planes del banco pasan por seguir creciendo de forma orgánica y aumentando su equipo para que este porcentaje sea cada vez más grande.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud