Banca y finanzas

Santander, BBVA y Sabadell dejan sola a Caixa en la guerra de depósitos al 2%

  • Las entidades rechazaron ante los analistas lanzar productos similares para todos los clientes
  • Mantienen un objetivo máximo de beta de depósitos de hasta el 40%en este ciclo
Dinero. Dreamstime.

La gran banca se niega a entrar en la guerra de depósitos que han lanzado las entidades digitales y que ha seguido CaixaBank. Santander, BBVA y Sabadell, tres de los bancos que tienen, junto con la catalana, mayor cuota de mercado en España, descartan entrar en la lucha que empezó hace ya unos meses y el banco que capitanea Gonzalo Gortázar continuó hace solo unas semanas cuando puso sobre la mesa un depósito con retribuciones de hasta el 2% TAE. Así lo dejan claro diferentes fuentes del sector y lo confirmaron los propios representantes de las entidades en las últimas reuniones con analistas, tal y como ha podido saber elEconomista.es.

Tanto es así que, a día de hoy, ninguna de estas tres entidades –tampoco Bankinter o Unicaja– tienen en su catálogo general para particulares una oferta de depósitos. A ningún plazo y con remuneración más o menos escasa. Directamente este producto ha desaparecido de sus escaparates de cara al público general debido a la escasa atracción que genera su retribución. BBVA y Bankinter son las únicas entre las grandes que, a través de su página web, ofrecen algún tipo de depósito. Así, la de origen vasco tiene en el catálogo de particulares un producto de ahorro que combina depósito con fondo de inversión al 0,65% TIN y con un vencimiento a 13 meses. En el caso del banco que encabeza María Dolores Dancausa, su oferta incluye dos depósitos en dólares, uno a doce meses al 4% TAE y otro a seis meses al 3,84% TAE, pero ambos requieren una inversión mínima de 15.000 dólares, por lo que tampoco están al alcance de todo tipo de clientes.

Y es que la guerra de los depósitos, tal y como se fraguó en los años inmediatamente posteriores a la gran crisis, con betas –porcentaje medio del euríbor que se traslada al pago del ahorro– que alcanzaron al 90%, no entra en las previsiones de la gran banca. Tanto es así que, como ya señaló elEconomista.es, las grandes entidades no prevén que este porcentaje de traspaso supere el 40% en este ciclo, colocando el punto álgido para finales del año 2024.

La razón reside, principalmente, en la amplia liquidez que puebla los balances de estos bancos, también ahora que incluso los TLTRO –liquidez barata que el BCE insufló a las entidades en los peores momentos del Covid– ha vencido casi en su totalidad. Los ratios LCR (liquidity coverage ratio) son de lo más holgado en el conjunto de las grandes entidades, mientras que el cruce del loan to deposits –ratio de préstamos sobre depósitos– sigue por debajo del 100% en todas ellas.

Con este panorama, las entidades descartan sumarse a una guerra de depósitos. Al menos, no lo harán de forma generalizada para el cliente minorista, si bien pueden lanzar ofertas puntuales para ciertos segmentos de clientes. Sí que lo harán a determinados segmentos de clientes, como puede ser la Banca Privada o las grandes empresas, que en algunos casos ya han empezado a recibir retribuciones cercanas al euríbor por su dinero.

Cabe recordar que esta diferencia que ahora se aprecia en la retribución de los depósitos entre los diferentes tipos de cliente, también existía antes de la subida de tipos. Entonces, cuando el precio del dinero estaba en negativo, los particulares no debían pagar por dejar su dinero en el banco, si bien las grandes empresas si se vieron obligadas a hacer frente a este coste que, en ocasiones, llegó a ser del 0,5%.

'Gap' con los pequeños

Las cifras de la retribución de los depósitos de la gran banca no tiene nada que ver con las ofertas que están lanzando las entidades pequeñas o digitales. Así, entidades como SelfBank lanzaron en los últimos días dos nuevos depósitos al 3,20% TAE y un 3,30% TAE a seis y doce meses respectivamente. Eso sí, tienen un importe mínimo de 1.000 euros y un máximo de un millón, si bien no están condicionados a la contratación de otros productos.

Otras entidadades digitales, como ING, también apuesta por este tipo de productos de ahorro. Así, la entidad naranja amplió la semana pasada un mes más el plazo para suscribir su depósito al 2,75% TAE a cuatro meses. De esta forma, el periodo para contratarlo que terminaba este mismo día 30 de septiembre se extiende ahora hasta el 31 de octubre, tal y como figura en una comunicación enviada a los clientes por la propia entidad a la que ha tenido acceso elEconomista.es.

En el lado de las cuentas, destaca la de EBN Banco, que retribuye hasta un 3% TAE a partir de 3.000 euros, como anunció hace unas semanas. Otras como Evo Banco u Openbank, entidades digitales de Bankinter y Santander, respectivamente, también tienen ofertas al 2,5 y 1,75%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud