Banca y finanzas

El Sabadell recompra a Indra y NTT Data el 20% de su filial de 'back office'

  • El banco se subroga en el contrato y liquidará BSOS tras integrar la plantilla

El Sabadell cierra el círculo con su filial de servicios de back office con la recompra a Indra y NTT Data (antigua Everis) del 20% que controlaban tras el cambio de estrategia que le ha llevado a integrar sus empleados en la estructura del banco.

La entidad creó la compañía en 2013 para que realizase servicios de back office en la operativa de recuperación de deuda y su ámbito de actuación y plantilla fue reforzada posteriormente con tareas administrativas de cumplimiento normativo, de administración de facturas o gestión de cuentas junto a la administración de diversos productos financieros como factoring o confirming.

Se subroga al contrato

Bautizada como Business Services for Operational Support (BSOS), el gran empuje de la filial llega en 2016 con el traspaso de más funciones y de 483 empleados en plantilla del banco y será cuando entra en el capital Indra y NTT Data.

Compran un 10% cada uno dentro de una alianza que incluye un contrato de prestación de servicios que arrancaba en España con vocación de extender después la cobertura al británico TSB y al negocio del banco en México. Firmado por una vigencia de 12 años, el contrato estaba valorado en 240 millones de euros y la previsión era pagar 20 millones anuales a ambos socios (10 millones a cada uno).

Sin embargo, en el año 2021 el encaje estratégico de la sociedad muta y el contrato sufre una revisión que allana su resolución. En marzo de ese año, el banco adoptó una nueva estructura organizativa fruto del plan estratégico aprobado con la incorporación de César González-Bueno y cuya prioridad es aumentar la rentabilidad. Para poner mayor foco en el cliente remodela la estructura y crea tres grandes áreas de negocio: particulares, empresas y corporativa.

BSOS se incorpora entonces a la dirección de empresas y red, debido a que la mayor parte de su operativa corresponde a dicha actividad y suma a sus funciones operativas en servicios de embargos y requerimientos oficiales, entre otras.

Ocurre además que la firma tuvo que renegociar el contrato suscrito en origen con Indra y NTT Data porque los compromisos de facturación anuales resultaban "difíciles de cumplir dada la distribución de volúmenes y el ejercicio de reducción de costes" ejecutado en el bienio 2020 y 2021, según explica BSOS en su informe anual.

Para no incumplir el pacto, se alarga la duración del contrato de acuerdo con los socios y se fija un compromiso mínimo de facturación global durante toda su vida evitándose así BSOS tener que soportar la penalización prevista en el contrato por incumplimientos.

La realidad de la filial era muy distinta. Un total de 88 empleados de BSOS y 199 del área de servicing habían causado baja al adherirse al plan de salidas voluntarias acordado en 2020. Con este proceso su plantilla queda, de hecho, reducida a unos 250 trabajadores.

Y las cifras en 2021 eran además muy inferiores al acuerdo puesto que alcanzaba 46,55 millones de euros en ingresos, de los que solo 1,77 millones correspondían a la periodificación de los contratos con Indra y NTT Data y los 44,48 millones restantes al Sabadell. Ahora la sociedad se liquidará y el banco se subroga al contrato de servicios que Indra y NTT Data estaban prestando a BSOS.

500 trabajadores

Es la plantilla que, según CCOO, se ha visto beneficiada por la decisión del banco de integrar a los empleados de su filial BSOS y mantener además a los equipos de 'servicing back-office' en la entidad.

Este último servicio comprende a unos 250 trabajadores y centros en Alicante, Madrid, Barcelona y Valencia. Antes de esta decisión, el banco estudiaba fórmulas para centralizar las tareas administrativas y una opción era su traslado a BSOS.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud