María Sempere

Colaboradora de Evasión

Parece que en el mundo del lujo ya está todo inventado, pero no es así. Cada día tenemos acceso a lujosos productos que, por unos cuantos miles de euros, pueden engrosar los artículos favoritos de cualquier sibarita. En esta ocasión ha sido la empresa británica Goldgenie la que ha dado la campanada con una fabulosa bicicleta de carreras totalmente chapada en oro de 24 quilates.

Montblanc lo ha vuelto a hacer. Su última creación ha dejado boquiabiertos a propios y a extraños. Se trata de su estilográfica Monte Celio, una pluma única que ya puede presumir de haberse convertido en una de las obras de arte más prestigiosas de la compañía alemana.

Un error muy común entre la población es pensar que el champagne es una bebida única y exclusiva de días festivos, de celebraciones o para brindar en momentos especiales. Lo cierto es que esta bebida de lujo es perfecta para garantizar un maridaje ideal con las comidas, aperitivos y postres. Un brunch acompañado de champagne puede convertirse en un lujazo para los sentidos.

El sector de la belleza siempre ha gozado de buena salud en el mundo del lujo. Las firmas de alta cosmética hacen sus apuestas temporada tras temporada, intentando encontrar la fórmula mágica que fascine a sus clientas más prestigiosas.

Parece que la moda pide a gritos la creación de puntos de venta físicos en los que las prendas del sector lujo puedan exhibirse entre arte y diseño. En los últimos años la sucesión de aperturas de flagship store de las firmas más aclamadas es una muestra de ello.

Pensar en elegancia y alta costura es, sin duda, pensar en Zuhair Murad. Este diseñador de moda libanés se erige como uno de los imprescindibles de los desfiles de haute couture más prestigiosos del mundo. Su marcado estilo y personalidad le han hecho despegar y llegar a lo más alto del firmamento.

La famosa cadena hotelera Four Seasons lo ha dado todo apostando por crear un avión hotel que cuenta con todas las comodidades y servicios de sus hoteles más lujosos. Se trata de un avión privado, decorado con exquisito gusto hasta el más mínimo detalle. Este Boeing 757 puede presumir de tener los acabados más lujosos que se pueden imaginar.

Una de las firmas de lujo más prestigiosas del mundo es Hermès, una Maison francesa que desde sus inicios ha apostado por la creación de complementos muy lujosos de forma totalmente artesanal. La familia Hermès se introdujo en el mundo de los complementos a principios del siglo XIX, apostando por la creación de bridas y arneses para vestir los carruajes de aquellos nobles y señores de rancio abolengo del momento. En 1830, Thierry Hermès, funda la icónica firma de lujo.

Carl Fabergé fue un maestro joyero artesano, famosísimo por la creación de los huevos joya destinados a los zares rusos y a otras personas de rancio abolengo. En total, creó 69 de estos huevos, de los que todavía se conservan y se tienen localizadas sesenta y una piezas.

Si Franco Moschino hubiera podido conocer el alcance que llegaría a tener su firma de moda seguro que lo habría celebrado por todo lo alto. Y probablemente lo haría en la Maison Moschino de Milán. Un hotel de alta costura situado en pleno corazón de la capital de la moda italiana.