Status

Huevos de Fabergé: la artesanía hecha joya

Huevo Perla de Fabergé

Carl Fabergé fue un maestro joyero artesano, famosísimo por la creación de los huevos joya destinados a los zares rusos y a otras personas de rancio abolengo. En total, creó 69 de estos huevos, de los que todavía se conservan y se tienen localizadas sesenta y una piezas.


La historia de los huevos de Fabergé es bastante curiosa. Todo comenzó cuando el zar Alejandro III le encargó al maestro artesano un huevo de Pascua para regalar a su mujer. La tradición rusa manda que en estas fechas deben regalarse huevos y celebrar la Pascua con tres besos. Al parecer la obra de alta joyería que creó Fabergé fue tan impresionante y gustó tanto a la zarina que se le pidió que creara uno de estos huevos cada año. Eso sí, había un requisito y es que las piezas debían ser únicas y contener una sorpresa en su interior.

De esta forma los huevos de Fabergé comenzaron a ver la luz. La casa de alta joyería creó un total de 69 piezas elaboradas en los materiales más exquisitos que puedan existir. Todas estas joyas contienen una sorpresa y se abren de formas distintas. No todos los huevos están localizados, algunos de ellos no se han podido encontrar todavía. Hace unos años un chatarrero británico se topó con un huevo de Fabergé tras adquirir un lote de piezas de poco valor en una subasta. Obviamente la sorpresa del hombre cuando mandó tasar el extraño huevo fue mayúscula.

El nuevo huevo perla de Fabergé

Desde el año 1917 no se habían vuelto a crear huevos de Fabergé, pero este mismo año, la casa de alta joyería ha apostado por la creación de una pieza única que alcanza un valor de 2 millones de dólares. Se trata del huevo "perla".

En Dubái es posible visitar esta nueva pieza que la casa Fabergé ha elaborado. Para su creación han tenido que colaborar veinte joyeros artesanos y han utilizado 139 perlas blancas y más de 3.000 diamantes. Las perlas han sido cedidas de la colección privada de la familia Al-Fardan, los mayores coleccionistas de perlas que hay en el mundo.

El huevo perla de Fabergé está inspirado en las perlas en el interior de las ostras. El huevo se abre perfectamente para mostrar una fantástica perla gris del Golfo Pérsico, de 12,17 quilates.

La casa de joyería cuenta en su haber con piezas de alta joyería exclusivas, elaboradas con los materiales más presuntuosos. Es posible adquirir charms con forma de huevo de Fabergé en diferentes colores, además de anillos, colgantes y todo tipo de productos destinados al disfrute de los más apasionados de la joyería. El uso de los diamantes y las piedras preciosas es perfecto en todas las piezas de la firma.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin