Estrella Flores-Carretero

Psicóloga, profesora, empresaria y escritora
Estrella Flores-Carretero

Los nuevos escenarios en los que se desenvuelven las empresas de hoy en día son volátiles, inciertos, complejos y ambiguos; es lo que se denomina entornos VUCA (acrónimo formado con las iniciales de las palabras inglesas volatility, uncertainty, complexity y ambiguity). En este espacio cambiante, toda corporación está obligada a adaptarse con agilidad y flexibilidad a los giros de timón que la sociedad demanda

Estrella Flores-Carretero

Las capacidades para sobreponerse ante las adversidades y adaptarse a los cambios son necesarias en las personas y, por supuesto, también en las corporaciones. El viaje hacia el éxito empresarial no suele ser una cómoda autopista, sino un camino sinuoso, lleno de baches y desvíos sin salida.

Estrella Flores-Carretero

Muchas veces decimos que alguien es ambicioso como si fuera una crítica. Aunque también está mal vista la falta de ambiciones. Parece que solo los mediocres, los que no destacan ni en un sentido ni en otro, están bien considerados. Sin embargo, cuando hablamos de empresas, la ambición resulta indispensable: es su verdadero motor.

Estrella Flores-Carretero

Una tradición en estas fechas es que las corporaciones convoquen a sus empleados para una cena o almuerzo de Navidad. Algunos se quejan: "vaya rollo, qué pérdida de tiempo, no sé qué inventarme para no ir…". Otros lo disfrutan: "es una magnífica ocasión para relacionarse con los compañeros de trabajo y sentir el orgullo de pertenecer a un mismo equipo".

Estrella Flores-Carretero

Las corporaciones líquidas, o sea las que permanecen en constante cambio, son las más capaces de responder a los retos de las nuevas sociedades, y por tanto las que más se adaptan. Eso no es otra cosa que un rasgo de inteligencia.

Estrella Flores-Carretero

Invertir en una buena política de Responsabilidad Social Corporativa es imprescindible para las empresas que deseen sobrevivir en el mundo actual. Solo así podrán impactar en las emociones de los clientes y asegurarse su fidelidad.

Estrella Flores-Carretero

La perfección está bien, pero en su justa medida. En exceso, se convierte un problema para sí mismo y para trabajar en los equipos, sobre todo si se trata de un directivo o líder, pues somete a estos a una supervisión innecesaria hasta agotarlos. Los efectos negativos de esta actitud los soportan los demás y también la propia víctima, porque, a menudo, padece ansiedad, estrés e incluso puede acabar sufriendo depresión.

Estrella Flores-Carretero

Mientras conseguimos una sociedad igualitaria, debemos luchar por asegurar que hombres y mujeres tengan los mismos derechos en el mundo laboral y, también, que acceden a los puestos directivos sin distinción de sexo. Estoy segura de que el mundo empresarial necesita líderes de ambos sexos, porque la sociedad está formada por hombres y mujeres. Nunca he estado de acuerdo en las cuotas por sexo, sino por capacidades, sin distinción. En la cima del liderazgo deben estar los mejores preparados, sean hombres o mujeres. Han existido siempre hombres tontos y mujeres tontas, y hombres listos y mujeres listas. Lo que exijo siempre es la objetividad en la elección del cargo y no el condicionante de ser hombre o mujer.

Estrella Flores-Carretero

Tener trabajadores que se limiten a cumplir con su horario y a realizar su tarea de forma rutinaria es un peligro para las corporaciones. La implicación de las personas resulta imprescindible para alcanzar las metas propuestas; de lo contrario, en el mundo que vivimos, la desmotivación acabará con la propia empresa.

Estrella Flores-Carretera

Se calcula que para 2025, más de la mitad de las tareas serán realizadas por robots (exactamente el 52%, según el Foro Económico Mundial). No hay que ver esta revolución laboral como un problema; en mi opinión, estamos ante una oportunidad.