Jefe de producto de cLabs

El ministro de Economía, Carlos Cuerpo (Badajoz, 1980), recibió en herencia de su antecesora, Nadia Calviño, un avance del PIB y del empleo que ha sorprendido a buena parte de los analistas, pero también la responsabilidad de convertir lo que ahora parece un comportamiento económico extraordinario en común. Y aún hay más retos, como Cuerpo explica durante la entrevista que mantiene con elEconomista.es en su despacho del Paseo de la Castellana. Entre otros, debe acelerar el aterrizaje de los fondos europeos en la economía real, y defender las empresas estratégicas de nuestro país, una característica que, a su juicio, abarca desde Telefónica hasta Grifols. Todo ello en medio del equilibrio parlamentario más frágil de la historia democrática española y haciendo frente a las presiones de sus socios de Gobierno.

Hace 50 años Richard Nixon ponía fin al sistema monetario diseñado en la Conferencia de Bretton Woods que obligaba a los países del Fondo Monetario Internacional (FMI) a mantener un tipo de cambio fijo respecto al dólar, y al banco central estadounidense a respaldar su divisa con el oro. Era el método que se había empleado desde el final de la Segunda Guerra Mundial y fue reemplazado por el llamado modelo fiat, basado en la confianza en la divisa y respaldado por el Estado, no por su convertibilidad en oro.

Últimos artículos de Opinión