Aragón

Una Agrupación Europea de Interés impulsará la reapertura del Canfranc

Zaragoza

El cuatripartito que impulsa la reapertura del paso ferroviario internacional de Canfranc, formado por los Gobiernos nacionales de España y Francia, y los regionales de Aragón y Nueva Aquitania, ha acordado hoy en Zaragoza crear una Agrupación Europea de Interés Económico para pilotar el proyecto y solicitar fondos a la UE de cara a ejecutar el proyecto.

En una reunión en el Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, han firmado una declaración conjunta para desarrollar el proyecto, sin descartar la reapertura en 2025.

Han rubricado la declaración conjunta el secretario general de Infraestructuras del Mitma, Xavier Flores; el secretario general de Asuntos Regionales de la Prefectura de la Región de Nueva Aquitania, Patrick Amoussou; el consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro; y el vicepresidente de la Región de Nueva Aquitania, responsable de Infraestructuras, Transportes y Movilidad, Renaud Lagrave.

La Agrupación Europea de Interés Económico se encargará de la organización y gestión administrativa de la cooperación; la investigación y gestión de las posibles financiaciones europeas y la comunicación relativa al proyecto. "Más adelante se le podrán encomendar otras misiones", señala el acuerdo.

Además, los firmantes han acordado continuar los estudios sobre la estructura hasta el 31 de diciembre de 2022 y, en caso necesario, sobre una nueva actividad en el marco de una nueva convocatoria de ayudas europeas.

Asimismo, participarán en las próximas convocatorias de ayudas lanzadas por la Comisión Europea en el marco del Mecanismo Conectar Europa (MCE), de cara a continuar los estudios y realizar las obras necesarias para la reapertura completa de la línea.

La Agrupación Europea permitirá "dinamizar todos los proyectos", ha expuesto Flores, destacando que aportará "agilidad". Esta entidad elaborará un 'dossier' común de las Administraciones españolas y francesas para gestionar las solicitudes de ayudas europeas, lo que se llevará a término en el primer semestre de este año. "Es un paso importante", ha dicho.

Línea mixta

Asimismo, el cuatripartito ha ratificado las características técnicas de la línea a ambos lados de la frontera. La línea será mixta para que pueda admitir tanto el tráfico de pasajeros como de mercancías, con una capacidad de 22,5 toneladas por eje, y estará electrificada con una potencia de 25.000 kilovoltios, ha avanzado en declaraciones a los medios de comunicación el secretario genera de Infraestructuras del Ministerio de Transportes (Mitma), Xavier Flores.

El Gobierno de España abrirá en breve el periodo de información pública del estudio informativo para implantar el ancho convencional o internacional en el tramo ferroviario Huesca-Canfranc. Flores ha indicado que la reunión, en la sede del Gobierno aragonés, ha permitido "tomar decisiones que permitan avanzar en los proyectos".

Xavier Flores ha comentado que la línea será "perfectamente adecuada para lo que es una línea internacional y no debe haber ningún problema con el resto de la red", recalcando que el acuerdo de este lunes permite promover que las características sean las mismas a ambos lados de la frontera. Ha apuntado que la Comisión Europea ha acordado que en 2040 toda la red transeuropea de transporte ferroviario tenga los mismos sistemas.

Sobre el año previsto de reapertura del paso internacional, 2025, Xavier Flores ha expresado que se ajustará "al máximo" en el caso de que no se pueda cumplir, que se mantiene la previsión y que "por España no va a ser", no se retrasará.

Los firmantes han validado las especificaciones técnicas comunes del proyecto aprobadas en 2020 en Madrid para asegurar "la mejor interoperabilidad, tanto para los viajeros como para las mercancías".

Proyecto común

José Luis Soro ha realzado que Francia está "plenamente convencida" de la conveniencia de impulsar "este proyecto común", manifestando que "son muchos años de trabajar juntos, de reforzar lazos". Ha observado que la reunión de este lunes ha servido para "acordar definitivamente" las decisiones adoptadas con anterioridad y ha considerado necesario "seguir con el impulso político" poniendo en marcha la Agrupación Europea.

Ha recalcado que este es un proyecto europeo y que "como siempre hay que hacer las cosas bien", apostando por confeccionar un proyecto "de calidad" para obtener financiación europea. "Queda mucho trabajo por hacer, seremos capaces de hacerlo realidad", ha agregado.

En la anterior reunión del grupo de trabajo cuatripartito, celebrado en 2017 en Burdeos, se decidió concurrir de forma conjunta a las convocatorias de financiación europea.

En estos años se ha conseguido contar con financiación, a través del Mecanismo Conectar Europa para, entre otras cuestiones, realizar los estudios que definen "cómo será el Canfranc del futuro" ha relatado Soro. También, a través de la convocatoria de 2019, se logró financiación para financiar parte de la construcción de la nueva estación de Canfranc y la nueva playa de vías.

El consejero ha destacado que la ayuda de la Unión Europa sigue siendo clave "no es solo una cuestión económica, es también clave desde el punto de vista estratégico para que Canfranc sea considerado un proyecto europeo".

Encuesta pública

Patrick Amoussou ha afirmado: "Estamos llegando al final de un trabajo que podríamos considerar interesante". Ha explicado que en el lado francés hay que "poner en marcha una serie de cosas", ya que hay un tramo de más de 30 kilómetros sin construir, lo que "forma parte de nuestra realidad", aunque "siempre es más difícil abrir una línea que modificar".

Este es "un proyecto importante desde el punto de vista histórico que muestra el compromiso entre dos regiones", ha continuado Amoussou, quien ha añadido: "Queremos participar de forma colectiva en la creación de la estructura que va a liderar el proyecto y queremos presentarnos de forma compartida en la UE y solicitar la financiación que va a permitir acompañar el proyecto".

Renaud Lagrave ha expresado que Europa atraviesa una etapa "dolorosa, difícil" y que "los hechos van a demostrar lo que somos capaces de hacer, abrir una línea que une dos países".

"Hay una verdadera convergencia técnica que nos va a permitir contar no solo con una hoja de ruta, sino con una decisión adoptada entre los dos operadores, SNCF y Adif, y los dos Estados, para que tengamos una metodología", ha continuado Lagrave, quien ha añadido que "la cooperación entre los dos Estados y las dos regiones tenía que llegar".

Ha avanzado que el año próximo la Región de Nueva Aquitania lanzará una encuesta pública, un paso obligado por la legislación francesa para avanzar en el proyecto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin