Aragón

Zaragoza licitará el nuevo contrato de limpieza por 743 millones durante 10 años

La consejera de Presidencia, Hacienda e Interior del Ayuntamiento de Zaragoza, María Navarro. Foto: Daniel Marcos
Zaragoza

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado la licitación del nuevo contrato de limpieza y recogida de basuras con unos pliegos de condiciones que valoran el servicio en 743.528.659 euros para los próximos diez años, cifra que podría alcanzar los 772.255.903 euros como consecuencia de las posibles modificaciones contempladas en los propios pliegos.

El acuerdo va a permitir modernizar el servicio con la introducción de nuevas tecnologías "más eficientes y respetuosas con el medio ambiente", pero también reforzar buena parte de los programas "que fueron reducidos en 2012" mejorando el servicio en todos los barrios y distritos de la ciudad.

Así lo ha explicado en rueda de prensa la consejera de Presidencia, Hacienda e Interior del Ayuntamiento de Zaragoza, María Navarro, tras la reunión del Gobierno de la ciudad, y Ha subrayado que éste es el segundo contrato "más voluminoso" del municipio, por detrás del autobús urbano.

Ha dicho que es un servicio "clave" para que Zaragoza "tenga una calidad de vida donde las calles estén más bonitas, más limpias, donde nos apetezca vivir" ya que la limpieza está directamente relacionada "con el bienestar con los vecinos" y "por eso era muy importante licitar este contrato", en cuyos pliegos se han trabajado "a conciencia", principalmente desde el Área de Servicio Públicos y Movilidad, ha contado Navarro.

Asimismo, ha expresado el compromiso del Consistorio por "agilizar" al máximo la tramitación en todo lo que dependa de esta administración para comenzar a implementar un servicio "más eficiente, sostenible y moderno, menos molesto", y dotado con un mayor presupuesto que el anterior, de 2012, "que sufrió importantes recortes", algo que el actual equipo de gobierno "ha tratado de paliar con refuerzos especiales en barrios y distritos".

A partir de su publicación, las empresas interesadas tendrán 50 días hábiles para presentar sus ofertas. Le seguirá una tramitación respecto a la que la consejera municipal no ha querido aventurar cuándo finalizará y podrá entrar en vigor el nuevo contrato.

Mejoras

Los pliegos aprobados contempla numerosos cambios, como un nuevo servicio para hacer frente a la pandemias. Además, recogen un incremento de la limpieza durante los fines de semana y festivos, con el 48 por ciento más de operarios, pasando de 134 a 199, así como dos planes de limpieza intensivos anuales para cada barrio y el tratamiento específico para zonas de botellones, ha dicho Navarro, que ha recordado que estos últimos están prohibidos.

Asimismo, se incluye un refuerzo de la limpieza en el entorno de los contenedores y un incremento de los medios para la retirada de excrementos en la vía pública, atendiendo las necesidades planteadas por los propios zaragozanos a través de estudios previos realizados en colaboración con la Universidad de Zaragoza, donde también se ha constatado la necesidad de avanzar hacia un servicio con vehículos más sostenibles y silenciosos que generen menos molestias.

Con esta finalidad, el nuevo contrato contempla la incorporación de vehículos eléctricos o de gas, con 57 puntos de recarga para eléctricos, y la construcción de una instalación de suministro de GNC, que medirán la huella de carbono y generarán menos ruidos a la hora de recoger la basura de los contenedores, especialmente en el caso del vidrio.

El número de camiones recolectores pasará de 56 a 64, casi el 15 por ciento más; los vehículos lavacontenedores de 6 a 8, el 33 por ciento de incremento; las barredoras en calzada crecerán de 11 a 17 vehículos y las barredoras de aceras pasarán de 29 vehículos a 37.

Además, se incorporarán 16 triciclos eléctricos y 25 carros portacubos eléctricos y aumentarán el cien por cien los equipos de fregado de aceras pasando de cuatro a ocho. Igualmente, los equipos de baldeo manual pasan de tres a cinco, se incrementarán el 54 por ciento de los de barrido mecánico de calzadas, el 27,5 los de aceras y el 33 los de limpieza de zonas de contenedores.

Otras mejoras serán la dotación de dos nuevos equipos de desbroce de viables y ocho equipos más de prerrecogida en el turno de tarde, para asegurar el repaso de las zonas de aportación del casco urbano.

Modernización

La modernización del servicio permitirá cambiar los contenedores de la ciudad, incorporando nuevas tecnologías con sensores que medirán temperatura, el vuelco y el volumen, ha expuesto la consejera municipal.

Ha detallado que esto permitirá monitorizará permanentemente todas las rutas de recogida a través de una plataforma de gestión integral, planificándolas de forma dinámica en función del llenado y ganando en eficiencia a través de la localización GPS de todos los camiones y vehículos.

El nuevo contrato contempla, igualmente, la creación de una nueva aplicación web a través de la que se podrán introducir incidencias detectadas para darles una respuesta más rápida.

Contenedor marrón

Navarro ha considerado que una de las principales novedades es la implantación de la recogida de materia orgánica en toda la ciudad con la extensión del contenedor marrón y el aumento del cien por cien en los equipos de recogida de grandes productores de orgánica.

Esta apuesta por la economía circular permitirá avanzar en los objetivos de reciclaje de Zaragoza que ya es la primera gran ciudad en reciclar más del 50 por ciento de los residuos que genera. Los contenedores de materia orgánica permanecerán cerrados con cerradura electrónica y se prevé su apertura, cuando la tecnología lo permita, con tarjeta ciudadana o incluso con móvil.

La consejera municipal ha recordado que en la actualidad están implantados en el Distrito del Actur y en hay algunas zonas del centro.

Renovación

Los contenedores de recogida de residuos se renovarán garantizando la homogeneidad del diseño, limitando la altura de los mismos para un mejor acceso y un menor impacto visual en la calle. Además, el nuevo contrato contempla la adquisición más de contenedores de carga lateral y se sustituirán a los 'iglús' para el vidrio.

Los contenedores de restos serán 3.850 frente a los 3.846 actuales, los de envases ligeros, 2.100 sobre los 2.000 actuales, los contenedores de papel cartón pasarán de 1.800 a 2.100 y los de vidrio de 1.780 a 2.100.

Además, aumentarán casi el 40 por ciento los contenedores de mil litros, pasando de 1.079 a 1.400, se adquirirán 5.000 contenedores de 240 litros y 600 contenedores de 120 litros. El 76 por ciento de las papeleras se renovarán --unas 6.600 de las 9.200 existentes-- y está previsto instalar 15 nuevas papeleras compactadoras inteligentes que funcionarán con energía solar.

Voluminosos

El pliego de condiciones también incluye un nuevo servicio de recogida de residuos voluminosos, que se gestionará a través de entidades sociales y también se incorporará un nuevo servicio de recogida de aceite usado.

Navarro ha remarcado que una de las novedades más importantes de este contrato es la reducción de los costes vinculados al beneficio industrial y a los gastos generales que se imputan al Ayuntamiento de Zaragoza por parte de las empresas.

Con el aval de la Junta Consultiva de Contratación de Aragón, estos conceptos se reducirán de seis al tres por ciento en ambos casos, lo que permitirá ahorrar decenas de millones de euros a lo largo de la vida del contrato. De igual modo, se limitarán las revisiones de precios que, en los últimos años, han supuesto un desembolso de decenas de millones de euros a la ciudad de Zaragoza, ha constatado la consejera municipal.

Tal y como dispone la ley, no habrá revisiones durante los dos primeros años y, posteriormente, estarán limitadas por los costes de personal, según lo dispuesto cada año en los presupuestos generales del estado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin