Aragón

Azcón sostiene que la ordenanza de veladores busca el "equilibrio" en un momento "difícil"

Zaragoza

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha defendido, este miércoles en la sesión plenaria celebrada este miércoles en el Ayuntamiento, en el que se ha aprobado la nueva ordenanza de veladores, que con esta norma el Gobierno local ha buscado el "equilibrio" en un momento "especialmente difícil".

La orden ha salido adelante este miércoles con los votos a favor de PP, Cs y Podemos, las abstenciones de PSOE y VOX y el voto en contra de ZeC. Durante el pleno, el alcalde ha sostenido que se trata de un debate "difícil", ya que hay "intereses contrapuestos".

"Este es un debate que viene desde hace décadas, pero la situación de la pandemia ha hecho que todavía sea más difícil de gestionar. Pero creo que el objetivo del equipo de Gobierno ha sido buscar el equilibrio, y que creo hay que ponerlo de relevancia y que se refleja en el resultado político con el que sale adelante esta ordenanza".

Así, el regidor ha aseverado que ese equilibrio ha sido el resultado de "un instrumento de trabajo esencial que ha sido el diálogo". Ha sostenido que ha habido voluntad "inequívoca" por parte del Gobierno de sacar adelante esta ordenanza "con el mayor consenso posible", siendo conscientes de la "dificultad que conjugar los distintos intereses tenía en cada momento".

Jorge Azcón ha evidenciado que "en los próximos meses y años" habrá que seguir tomando decisiones sobre un asunto como este, en el que es complicado atender a todos los intereses: "En cualquiera de los casos, lo fundamental es que la ordenanza que hoy aprueba el pleno mejora la situación que teníamos en la ciudad y, en un momento extraordinariamente complicado, como es el de la pandemia, en el que conjugar los intereses de quien está intentado ganarse la vida montando un bar tiene que ser todo lo compatible posible con el descanso a los vecinos, que es el derecho fundamental que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene que preservar".

En concreto, también ha agradecido a Podemos su voto a favor, al considerar que lo fácil para ellos hubiese sido alinearse con "el bloque de izquierdas".

Trabajando durante meses

La consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha dado las gracias a los grupos municipales pero también a todas las asociaciones y organizaciones con los que se ha estado trabajando "durante meses" para poder aprobar la ordenanza. Ha afirmado que sus aportaciones se han tenido en cuenta y que han ayudado a hacer el documento "mejor".

"No es fácil regular necesidades que a veces resultan opuestas", ha reconocido. Así, ha señalado que los hosteleros necesitan de las terrazas para que su trabajo sea rentable, sobre todo en estos momentos de pandemia, y por otro lado hay que conjugar el derecho de los vecinos tanto a disfrutar de estos espacios como a descansar y circular por las calles.

"Estamos hablando simplemente de la cesión del espacio público con licencias temporales de un año, con muchas cuestiones que tiene que acoger esta legalidad y que habrá que cumplir". Además, el espíritu de la ordenanza también es "simplificar trámites para la concesión de licencias del sector", se incrementan los espacios de los veladores, "pero también se es mucho más exigente" con los requerimientos.

Así, la consejera municipal ha explicado que la ordenanza recoge consideraciones de espacios, se ponen límites a la ocupación de las calzadas; criterios estéticos y medioambientales, para que se pueda convivir "entre el confort y el respeto al medioambiente".

Chueca ha mencionado que la accesibilidad ha sido un aspecto "crítico" y "muy importante". Ha remarcado que se trabaja para que la ciudad sea "un referente en accesibilidad".

La disposición de las terrazas deberá mantener un paso peatonal continuo en línea recta de 1,80 metros de anchura a lo largo de la vía y, además, cuando la acera tenga una anchura libre superior a cuatro metros, deberá quedar para el tránsito peatonal, la mitad de la anchura de la acera.

Otro ámbito importante ha sido el del control del ruido. Para ello, se han modificado los horarios nocturnos de apertura, limitándose a las 00.00 horas de lunes a jueves --ahora está fijado a la 1.00-- y a la 1.30 los viernes, sábados y víspera de festivos --actualmente se permite hasta las 2.00 horas--. En los barrios rurales, la apertura en fines de semana, se reduce media hora, en vez de a las 3.00 horas, a las 2.30 horas.

El objetivo de estos cambios es "mejorar la convivencia" sin que se ponga en riesgo la rentabilidad de los negocios. Además, se van a exigir sonómetros en las terrazas que tengan más de 25 metros cuadrados, con el objetivo de que se respeten los niveles de ruido autorizados.

"Creo que es una ordenanza equilibrada, es difícil encontrar una ordenanza que satisfaga a todas las partes". Con ella, Chueca ha considerado que se podrán tener unas terrazas "agradables" en la ciudad, respetar el trabajo de los hosteleros y garantizar el derecho al descanso de los vecinos.

No entiende la urgencia

La concejal del PSOE, Carmen Becerril, ha asegurado que no entiende la urgencia para sacar adelante esta norma, ya que los veladores ya están regulados en una norma de 2012. Ha señalado que la ordenanza del ruido, que aún no está desarrollada, está intrínsecamente relacionada y "tendrá mucho que aportar".

"Es urgente adoptar una buena ordenanza sobre el ruido en la ciudad de Zaragoza, incluido lo relacionado con el ocio nocturno, que asegure la protección de la salud y el descanso de los vecinos y ofrezca garantía de seguridad jurídica", ha apostillado.

Ha remarcado que les preocupan las terrazas en calzada por el espacio que resta al ciudadano y por la reducción de espacio de aparcamientos. En este contexto, ha salido adelante la propuesta del PSOE de la creación de una Comisión de Seguimiento de la nueva ordenanza, para ayudar a facilitar la convivencia de las partes afectadas.

Responsabilidad

En representación de Cs, Carmen Herrarte, ha considerado que esta ordenanza ha sido "un gran ejercicio de responsabilidad" y que no busca otra cosa que la "convivencia pacífica" y "simplificar trámites", siendo esta norma "mucho más generosa que la anterior" pero también "más exigente".

El concejal de ZeC, Alberto Cubero, ha aclarado que no es el momento de debatir una ordenanza que debes ser "para muchos años" y que se ha querido favorecer a un sector muy afectado por las restricciones sanitarias, pero ha recordado que muchos de ellos no tienen terrazas ni veladores.

El portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, ha señalado que su formación no antepone "las estrategias de las siglas al interés colectivo" y que, por ello, han decidido votar a favor. Aunque ha reconocido que no se trata de una ordenanza "ni estupenda ni perfecta" ha dicho que sí que se han tenido en cuenta parte de sus aportaciones.

El portavoz de VOX, Julio Calvo, ha dicho que es una ordenanza que "no satisface ni a uno ni a otros" y que entran en colisión los derechos de los vecinos al descanso y los intereses de los hosteleros que quieren "maximizar sus posibilidades de hacer negocio".

Por ello, ha reconocido que lo complicado de conjugar esta situación y ha anunciado que su formación presentará algunas proposiciones normativas con el objetivo de ser estudiadas en la ordenanza con "más detalle y detenimiento".

Este punto del orden del día del pleno también ha contado con la intervención telemática del representante de la asociación Stop Ruido de Zaragoza, Antonio Pérez, quien ha apostillado que no están en contra de las terrazas y de los bares, pero sí del exceso de ruido y de que a los ciudadanos se les "expulse" de las terrazas.

Respaldo de la Cámara

La Cámara de Comercio de Zaragoza ha explicado que considera apropiada la nueva ordenanza de veladores aprobada hoy por el Ayuntamiento de Zaragoza, ya que consigue equilibrar las demandas de los hosteleros y de los ciudadanos, compaginando el derecho al ocio con el derecho al descanso.

La instalación de veladores fue una de las primeras medidas que adoptó el Ayuntamiento de Zaragoza -una iniciativa que contó con la colaboración de Cámara Zaragoza para agilizar los trámites-, para ayudar al sector hostelero a hacer frente a la actual crisis del coronavirus. Ya se han concedido más de 300 licencias que han permitido mantener abiertos muchos establecimientos, según han indicado desde la institución cameral.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin