Aragón

El PP exige que el sector del calzado pueda acogerse a las ayudas directas para pymes y autónomos del Gobierno central

Zaragoza

El Partido Popular exige que el sector del calzado pueda acogerse a las ayudas directas para pymes y autónomos del Gobierno central. La formación ha criticado que el Ejecutivo haya dejado fuera a esta industria que, además de estar atravesando una importante crisis, ha estado ayudando en los momentos más duros de la pandemia con la fabricación de mascarillas.

La Comarca del Aranda ha vivido tradicionalmente de este sector que, en los últimos años, está viviendo una profunda crisis causada principalmente por el auge de los productos chinos --más baratos--, lo que está agravando el problema de la despoblación en esta parte de la provincia de Zaragoza.

En una rueda de prensa este miércoles, el presidente del PP en la provincia de Zaragoza, Ramón Celma, ha precisado que la situación de crisis económica se ha producido por la pandemia pero también por la "mala gestión" que se está realizando desde los Gobiernos centrales y autonómicos. Además, "hay sectores que se están viendo especialmente afectados", como el del calzado.

Celma ha señalado que esta comarca tiene 11 habitantes por kilómetro cuadrado y debe ser apoyada desde las instituciones con "medidas prácticas", ya que la industria del calzado de la zona ha perdido 70 empresas en los diez últimos años.

Durante la pandemia esta comarca se "entregó" a la elaboración de mascarillas, pero "tras pasar los peores momentos de la crisis sanitaria, se les ha excluido en el decreto de medidas extraordinarias se excluye a este a la industria del calzado".

Ante esta situación, ha incidido en que el PP no se puede quedar "de brazos cruzados", por lo que van a presentar iniciativas en el Congreso y el Senado para que los fabricantes de calzado reciban ayudas directas "en igualdad de condiciones" que otros sectores afectados por la crisis sanitaria.

Celma ha expuesto que la situación de esta industria, "que se está ignorando", viene precedida de una "desprotección" que se venía anunciando "desde hace más de dos años". Ha mencionado que en 2019 el Gobierno de Aragón firmó un convenio con la Comarca del Aranda por la aceleración del sector del calzado que no se ha llevado a la práctica "solo se está realizando un estudio".

"En el presupuesto de 2019 se incluyeron 50.000 escasos euros para reindustrializar la zona que ni siquiera se ejecutaron". Ante una situación "tan dramática" la solución "la enseñan desde la propia comarca", es decir, algo de ayuda desde las administraciones para potenciar la industria del calzado.

"Sin embargo, nos encontramos ante la desprotección del Gobierno de España y del Gobierno de Aragón y, ante una situación así, el PP ha coordinado una serie de iniciativas para forzar a que el Ejecutivo de España se implique en la solución de la industria del calzado", ha apostillado.

Sin límite

El diputado en el Congreso por Zaragoza, Eloy Suárez, ha señalado que lo que piden es que las ayudas para autónomos y pymes del Gobierno central no se vean limitadas y a ellas pueda acogerse también el sector del calzado.

"Un total de 45.000 empresas han cerrado en España, en Aragón 1.742; ese es el resumen de la crisis del COVID. Estas cifras nos convierten en la tercera comunidad del país con mayores problemas en pérdidas de empresas y empleos", ha indicado.

Por eso, ha opinado que la cuantía que destina el fondo del Gobierno central a pymes y autónomos es "totalmente insuficiente" y deja fuera a muchos sectores "como el mueble, el calzado, las peluquería o al sector vitivinícola, es decir, industrias estratégicas en Aragón".

Por su parte, el diputado Pedro Navarro ha considerado que la Comarca del Aranda es un ejemplo para el conjunto de Aragón. "En los años 90 la primera empresa en exportaciones, solo por detrás de General Motors, era de esta zona y del sector del calzado".

"Desde ese momento han sido cientos los fabricantes de calzado y distribuidores que han sufrido la crisis de esta industria". A partir del año 2000 fueron muchos los que se fueron a producir a Asia y Europa del Este.

Además, el calzado que venía de esos países ponía en el mercado un producto más barato y, con ello, llegaron los problemas de desindustrialización de la zona. Una situación agravada ahora por la pandemia.

Inexplicable

El senador y alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, ha tildado de "inexplicable" que el Gobierno central haya excluido a la industria del calzado de las ayudas a pymes y autónomos. "Es un sector que emplea a 37.000 personas en España y que ha perdido durante la pandemia unos 9.000 puestos de trabajo".

Por ello, ha sostenido que el calzado no solo es importante para la Comunidad aragonesa. Además, "ha sido una industria muy solidaria durante la crisis sanitaria, fabricando mascarillas, EPI --equipos de protección individual-- y calzado".

En este contexto, los alcaldes de Illueca, Ignacio Herrero, y Brea, Raúl García, han comentado que la situación por la que atraviesa la zona es "muy triste" y que están cansados de "falsas promesas" de ayuda. Asimismo, han incidido en que sin esta industria la comarca está "muriendo".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin