Aragón

La COVID-19 va a producir un cambio en la movilidad aérea

Zaragoza

El director general del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, y el CEO & Founder de Prades I+D, Guillermo Villabrille, han participado este jueves en la tercera videoconferencia del ciclo 'Movilidad urbana y COVID-19' que organiza Mobility City de Fundación Ibercaja. En este contexto, han señalado que la crisis sanitaria va a producir un cambio en la movilidad aérea.

Presentado por el coordinador del proyecto Mobility City, Jaime Armengol, el foro ha analizado la idea de que el cambio se está gestando. Los expertos en movilidad aérea han recordado que cerradas las fronteras por la pandemia la población tiene miedo a montar en avión, la vuelta a la normalidad va a ser lenta, y han comentado que se va a apostar por nuevos modelos de movilidad más pequeños y versátiles, siempre respetando el medio ambiente.

Según Alejando Ibrahim, "en un contexto de cambio de usos, la aviación tiene nuevas oportunidades con muchas operaciones regionales de menor rango, dando una oportunidad para la distribución de mercancías por el e-commerce, que impone una disminución del tiempo de entrega". Al mismo tiempo, la visión de Ibrahim es un aumento de "oportunidades en la movilidad personal".

También ha señalado que el aeropuerto de Teruel "sigue ampliando instalaciones para alojar aeronaves de gran tamaño", destacando la adjudicación de obras de un nuevo hangar que supondrá "casi 17 millones de inversión" esta misma semana. Con respecto a las oportunidades de la movilidad aérea en Teruel, ha manifestado que crece el uso de la instalación como espacio para el mantenimiento y la custodia de aeronaves.

Así, ha puesto como ejemplo el gran hito que supuso la llegada el 25 de abril del avión de pasajeros más grande de Europa, y ha enfatizado que hoy el aeropuerto es una entidad pública que tiene "capacidad de albergar aviones grandes y pequeños, cuenta con personal cualificado y posee las necesidades específicas para el mantenimiento de aviones".

"El premio Mundial de Innovación QIA del Aeropuerto de Teruel supuso un lanzamiento nacional" y en la actualidad el complejo ya es reconocido por contar con un hangar doble que también "permitirá hacer nuevas tareas de mantenimiento de aviones", así como "el desarrollo de escuelas de vuelo".

Por último, ha recordado que las posibilidades se abren aún más con la ampliación del proyecto hacia el transporte de pasajeros: "Es una nueva vía que suma servicios a los clientes para los próximo años". Por todo ello, ha dicho que Teruel consolida su instalación como el mayor centro de estacionamiento de aeronaves de Europa y con un futuro prometedor en aeronáutica.

Hidrógeno

Ibrahim ha participado en la charla junto a Guillermo Villabrille, CEO & Founder de Prades I+D, quien ha apuntado que en sus desarrollos ya tiene en cuenta el hidrógeno junto a "combustibles alternativos que pueden ayudar a disminuir las emisiones a la atmosfera", para lo que están trabajando con el CSIC.

Villabrille ha enfatizado que "la crisis de la COVID pone en tela de juicio la tendencia de creciente agrupación de población en las grandes ciudades, por lo que se abre una oportunidad para la movilidad aérea en el entorno rural".

Además, ha comentado las iniciativas que están desarrollando en el ámbito de la movilidad aérea de personas y mercancías y su modelo de cambio. "La COVID ha multiplicado esos cambios y queremos ser una fundación dedicada a la movilidad sostenible para lanzar aeronaves unipersonales en la modalidad de vuelo libre, que permita una movilidad nueva y única". El desarrollo de su modelo de negocio sobre vías verdes en la España vaciada puede llegar a establecer una "movilidad que permita el desarrollo a los pueblos con poca población".

"Hemos participado en la convocatoria de premios GoFly, quedando finalistas", ha asegurado Villabrille, que ha anunciado que los prototipos puedan ser desarrollados definitivamente en 2021 para que se pueda empezar a comercializar". Prades cuenta con la patente de la aeronave y con dos modelos, uno mini para cuatro personas y otra aeronave pequeña con capacidad para seis personas.

"Nuestro modelo de aerotaxi permite en un espacio reducido la misma capacidad de sustentación, mejor desempeño de vuelo al tener menor superficie y peso lo que redunda en mayor eficiencia", ha explicado Villabrille durante su intervención.

Ante la pregunta del coordinador de Mobility City, Jaime Armengol, sobre cuál es en España el nivel de desarrollo por otros operadores, el CEO & Founder de PRADES I+D ha contestado que existen pocas iniciativas en aeronaves: "Tecnalia tiene una iniciativa con un dron y el resto son multinacionales alemanas o americanas y la tecnología la aportan países asiáticos como China, Japón y Corea".

Villabrille ha aclarado que "la siguiente década va a ser la década de la micromovilidad aérea" aunque deberá ir acompañada de un cambio social, tecnológico y regulatorio.

"Falta el desarrollo del sistema de guiado y el sistema de control, lo que puede ser la clave para que en cinco años puedan estar más maduros todos los desarrollos". El CEO de Prades ha recalcado que en la ciudad es más difícil operar y ha reclamado que se produzca una modelización de las ciudades para permitir los desarrollos de la movilidad aérea.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin