Aragón

Araven lanza una nueva gama de contenedores de policarbonato con tapa para conservar los alimentos en hostelería

Zaragoza

La empresa aragonesa suma 38 referencias entre las 22 cubetas, 6 tapas de apoyo, 6 tapas de apoyo con muescas y 4 cubetas perforadas, con el fin de ofrecer un conjunto flexible y adaptable a las diversas funciones que necesitan los profesionales del sector Horeca.

La firma aragonesa Araven ha ampliado su catálogo de productos de equipamiento profesional para hostelería, además de completar su gama de contenedores alimentarios con las nuevas cubetas GastroNorm de policarbonato.

Concebidas para facilitar todas las labores de la restauración, la principal innovación de estas cubetas es su tapa de apoyo universal, que se puede utilizar también en otros recipientes GastroNorm de diferentes materiales. Una ventaja que se añade a todos los detalles exclusivos de Araven y las propiedades del policarbonato.

La gama Araven GastroNorm está disponible en las medidas establecidas en la Norma EN 631.1, desde la GN 1/6 (162x176 mm) hasta la GN 1/1 (530x325 mm)).

En total, se suman 38 referencias entre las 22 cubetas, 6 tapas de apoyo, 6 tapas de apoyo con muescas y 4 cubetas perforadas, para ofrecer un conjunto flexible y adaptable a las diversas funciones.

Según han indicado desde la empresa, las versátiles tapas se pueden utilizar en cualquier recipiente fabricado de acuerdo con las especificaciones, independientemente de su material de fabricación; e igualmente sirve para apilarlos. De esta manera, se agilizan todas las diversas tareas necesarias para manipular, conservar y servir los alimentos.

La tapa de apoyo universal también ayuda en el trabajo con detalles como su asa para abrir fácilmente la cubeta; o la versión con muesca, diseñada para colocar la cuchara o utensilio en la zona de servicio.

Las cubetas GastroNorm tienen un sistema de identificación del alimento grabado en la pieza para anotar con el rotulador Araven los aspectos básicos del producto conservado (fechas de elaboración, caducidad o procedencia...) y controlar fácilmente las garantías higiénico-sanitarias y la eficacia de los procesos de trabajo.

La información clave se refuerza con el grabado en el borde superior con los días de la semana y horas, para que en una mesa de manipulación el operario pueda conocer la hora y día de caducidad del alimento marcadas durante su elaboración.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin