Aragón

La IV Feria de la Trufa del Moncayo dará a conocer la producción de este hongo en Aragón y España

  • En esta campaña, se están recolectando trufas de gran tamaño, aunque los precios de venta para el productor son bajos
Zaragoza

Se celebrará este sábado y domingo, 11 y 12 de enero, en el municipio zaragozano de Vera del Moncayo, y por primera vez tendrá lugar en ella el I Concurso de Trufa, que persigue dar a conocer las trufa negra --tuber melanosporum-- que se producen en la zona y ver si están al nivel de otras regiones.

La IV Feria de la Trufa del Moncayo quiere así impulsar y difundir la producción que se realiza de este hongo en Aragón, tanto al conjunto de la Comunidad autónoma, como del resto de España, motivo por el cuál ha recibido el mes pasado el reconocimiento como certamen oficial y ha sido declarada de interés autonómico.

Así lo han explicado en rueda de prensa el presidente de la Asociación de Truficultores de Zaragoza 'Truzarfa', Jesús López, el diputado de la DPZ, Feliciano Tabuenca, la alcaldesa de Vera del Moncayo, Marta Azagra, y el concejal de Agricultura y Medio Ambiente de esta localidad, Ángel Bonel.

En este municipio, se creó hace 22 años la primera plantación experimental de trufa en la provincia de Zaragoza por parte del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA).

Actualmente, en la provincia de Zaragoza hay plantadas unas 600 hectáreas de este ejemplar, aunque algunas son explotaciones jóvenes que todavía no han entrado en producción, que se suman a las alrededor de 5.000 hectáreas de Teruel y las 2.000 de Huesca.

La feria está organizada por el Ayuntamiento de Vera del Moncayo en colaboración con la Asociación de Truficultores de Zaragoza, bodegas de la Denominación de Origen Campo de Borja, de la DO Aceite Sierra del Moncayo, establecimientos y vecinos del municipio.

El diputado provincial, Feliciano Tabuenca, ha estimado que la feria "poco a poco" se va consolidando, una iniciativa del Ayuntamiento de Vera del Moncayo con el objetivo de impulsar el desarrollo de su zona.

Tabuenca ha sostenido que desde las instituciones se ha de ayudar a todas las actividades que se impulsen en el territorio como apoyo al medio rural porque son "una forma de crear recursos y de que sus pobladores puedan vivir en sus municipios, ahora que tanto se habla de la despoblación".

Empuje

La alcalde de Vera del Moncayo, Marta Azagra, ha explicado que en los tres primeros años han trabajado "con mucha ilusión" en esta feria y que, para esta cuarta edición, buscan darle un "empuje", por lo que han recabado la denominación de oficial "para que sea de referencia en la provincia y en Aragón".

Al respecto, el concejal de Agricultura y Medio Ambiente, Ángel Bonel, ha añadido que persiguen que se conozca en el ámbito nacional, algo que ha corroborado el presidente de la Asociación de Truficultores de Zaragoza, Jesús López, quien ha recordado que se celebra otra feria más veterana en Sarrión (Teruel).

López ha reivindicado la importancia de la trufa negra aragonesa y ha reclamado que se comercialice como trufa de Aragón, ya que actualmente la que se produce en su provincia se vende a Francia, que la vende bajo sus marcas. Ha detallado que entre que el 65 y 70 por ciento de la trufa mundial se produce en Aragón, que es donde se marcan los precios.

El presidente de la asociación también ha solicitado a la Diputación de Zaragoza y al Gobierno de Aragón que impulsen este tipo de cultivo, que permite "una forma de vida diferente" al cultivo del cereal de secano o los frutales.

La feria reunirá a 21 stand, uno de ellos de esta asociación, dos de las Denominaciones de Origen (DO) de vino Campo de Borja y de aceite Sierra del Moncayo y otro de la asociación de radioaficionados, para dar difusión nacional al evento. También los habrá de establecimientos de hostelería y comerciales de la zona, que durante la campaña de recogida de la trufa ofrecen menús cocinados con este hongo.

Programa

La alcalde de Vera del Moncayo ha apuntado que el programa de las jornadas persigue dar a conocer a los truficultores nuevos métodos agrícolas, así como enseñar a cocinar este producto y a maridarlo con vinos y aceites, en concreto, con los de las Denominaciones de Origen de la zona, que son el vino de Campo de Borja y los aceites Sierra del Moncayo.

Por su parte, el concejal de Agricultura y Medio Ambiente ha agregado que también se pretende animar a más personas a interesarse por un cultivo "que no necesita mucha inversión inicial", ni mucho terreno.

Ha comentado que en su municipio "hay varias familias que han apostado por la trufa y en 2019 un joven agricultor ha pedido ayudas para iniciarse en ella", por lo que es una opción para "poderse quedar en la zona". En concreto, Vera cuenta con 350 habitantes y seis familias trabajan en este sector.

Ángel Bonel ha detallado que para animar a la producción de trufa se ha organizado una charla de iniciación que impartirá el experto del CITA Sergio Sánchez, mientras que para que los ya productores conozcan cómo mejorar habrá otra a cargo del experto en truficultura, Santiago Reina. La primera tendrá lugar el sábado a las 11.00 horas y la segunda, a las 18.00 horas.

La feria, que se iniciará a las 8.30 horas, se inaugurará oficialmente a las 10.00 horas, momento a partir del cuál y hasta las 12.00 horas se podrán entregar las trufas que vayan a participar en el concurso, en el que habrá tres categorías, aroma, tamaño y presencia. El certamen está abierto a todos los productores que quieran participar, también de otras regiones.

El jurado estará compuesto por el cocinero vasco Ramón Roteta; el cocinero del restaurante Saboya 23, José Tazueco; la representante del restaurante Gayarre, Mónica Benítez; el secretario de la D.O. Campo de Borja, José Ignacio Gracia; el truficultor de la zona, Eloy Martínez; y el presidente de la Iniciativa 'Cocinar a Ciegas' y ganador de la primera edición del Festival de Cocinicas de Zaragoza, Ángel Palacios, así como por un representante de la Asociación de Truficultores.

Subasta

El concejal ha indicado que las tres mejores trufas de cada categoría saldrán a subasta ese mismo día, a las 23.00 horas, en un acto abierto al público y de cuya recaudación se destinará un 20 por ciento para financiar la investigación de la Asociación Española Contra el Cáncer.

El programa del sábado también incluye, a las 12.00 horas, una sesión de maridaje de vinos, aceite y tapas trufadas, con plazas limitadas, que se celebrará en el Monasterio de Veruela, cedido para esta actividad por la Diputación Provincial de Zaragoza.

A las 16.00 horas, habrá una exhibición de perros truferos, a las 19.15 horas, se entregarán los premios del concurso de trufa, a las 19.30 horas, se celebrará una rifa de una cesta con productos tradicionales, a las 21.00 horas tendrá lugar la cena popular y después la subasta.

El domingo, la feria se abrirá a las 10.00 horas y media hora después, se celebrará un concurso de perros truferos. A las 12.30 horas, habrá un show cooking sobre el 'Manejo de la trufa' a cargo del Restaurante El Txoko y un tapeo. La clausura será a las 14.30 horas.

Campaña 2019-2020

La trufa se recolecta en Aragón entre noviembre y marzo. A este respecto, el presidente de la Asociación de Truficultores de Zaragoza, Jesús López, ha comentado que esta campaña "está yendo bastante bien" en cuanto a kilos recogidos. "No se esperaba tanto".

Además, ha recalcado que se están obteniendo trufas de gran tamaño, en concreto en las fincas de regadío, mientras que en las de secano la producción está siendo menor.

Sin embargo, ha lamentado que los precios son "malos" puesto que al haber mucha trufa en Aragón, que es el principal productor, el kilo está oscilando en alrededor de 400 euros.

Ha aclarado que el precio puede rozar los mil euros para el consumidor, pero no para el productor y por eso ha reclamado que haya un mayor margen para estos últimos, que son los que asumen los riesgos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.