Actualidad

La Línea 6 de Metro de Madrid se renovará de forma integral y se preparará para la conducción automática de sus trenes

Foto: EP.

La Línea 6 de Metro, la circular, se renovará de forma integral en el segundo semestre de 2025, unas obras que conllevarán la suspensión del servicio en dos fases y que supondrán un primer paso de cara a la futura automatización de la misma para implantar la conducción automática.

En concreto, la Comunidad de Madrid ha abierto el proceso de licitación para la renovación integral de la L6, que cuenta con 28 estaciones a lo largo de casi 23,5 kilómetros de trazado y es la más utilizada por los madrileños, con conexiones con el resto de líneas del suburbano, la red de Cercanías de Madrid y los principales intercambiadores de autobuses.

Los trabajos que están previstos para la renovación contempla de la línea contempla el cierre del servicio en dos tramos: entre junio y septiembre de 2025 en el arco suroeste, entre Moncloa y Méndez Álvaro; y de septiembre a diciembre, en el tramo noreste, entre Moncloa y Legazpi.

Durante todo este periodo, la Comunidad de Madrid pondrá a disposición de los ciudadanos servicios sustitutivos de transporte gratuito que cubran los trayectos afectados y para cuya definición el suburbano contará con la opinión de los propios usuarios a través de una encuesta que realizará próximamente a pie de andén, han informado desde la Consejería de Transportes e Infraestructuras.

Las obras contarán con una inversión de 129 millones de euros y contemplarán la sustitución del balasto (piedras que se colocan sobre la plataforma de la vía) y las traviesas de madera por una nueva constituida en su totalidad por vía en hormigonada con elementos de apoyo de última tecnología.

De igual modo, se renovará el carril existente introduciendo soldadura eléctrica y se instalará catenaria rígida en las cocheras de Ciudad Universitaria. También se contempla la optimización del trazado y geometría de vía y la implantación de novedosos sistemas de atenuación de ruido y vibraciones.

Así, se actuará en toda la línea con la excepción de la estación de Arganzuela-Planetario, puesta en servicio en enero de 2007 y una de las más modernas.

De esta manera, la Línea 6 se prepara para la llegada de los nuevos trenes, cuya fabricación ya ha sido adjudicada recientemente, y retirar así los modelos más antiguos. De esta forma, la línea se adaptará a los nuevos trenes monotensión de gálibo ancho y electricidad a 1.500Vcc adquiridos recientemente por Metro y que se espera que comiencen a circular a finales de 2026.

Con todos estos trabajos, se espera reducir las incidencias en la vía y los tiempos de recorrido de los trenes, incrementando la fiabilidad de las instalaciones y optimizando las labores y los costes de mantenimiento, han recalcado desde el Gobierno regional.

Automatización de la línea

Este proyecto incluye, asimismo, la automatización de la Línea 6, lo que permitirá poner en circulación un tren cada dos minutos, ahorrar energía, incrementar la flexibilidad y reducir la duración de los viajes, todo ello, según avanzó la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, con un horizonte de desarrollo hasta 2030.

En concreto, esta técnica, que no implica la pérdida de empleos de maquinistas, que reforzarán el resto de las líneas de la red, permitirá multiplicar por cinco la regularidad de los desplazamientos, ahorra energía al realizar una aceleración y conducción más homogénea y facilitar la respuesta rápidamente a los picos de demanda.

También rebajará los tiempos de espera en andén e incrementará la capacidad de pasajeros por hora. De hecho, con estos trabajos se reforzará el borde de andén de las estaciones para la futura implantación de las puertas automáticas en las mismas que, junto con la renovación de la señalización ferroviaria, permitirá a la compañía metropolitana contar con conducción sin maquinista en la L6.

Con más de 90 millones de viajes registrados en los primeros seis meses de 2024 y una media de 400.000 viajeros diarios, la L6 es la más frecuentada de toda la red, englobando el 16% del total de viajes que se realizan en todo Metro de Madrid.

El primer tramo de la L6, entre Cuatro Caminos y Pacífico, fue inaugurado el 11 de octubre de 1979. A ellos se añadieron los tramos de Pacífico a Oporto en mayo de 1981, y de Oporto a Laguna en junio de 1983. Coincidiendo con el inicio de las clases universitarias en 1987, se inauguró en enero el tramo Cuatro Caminos-Ciudad Universitaria.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud