Actualidad

"Reino unido será como Groenlandia": el estudio que revela una glaciación en Europa para 2030 por un "colapso oceánico"

Foto: Dreamstime.

Hace unos meses se anunciaba que la Corriente Circular del Atlántico (AMOC por sus siglas en inglés), uno de los componentes más importantes del sistema climático de la Tierra, podría colapsar hacia mediados de siglo si se mantienen las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), lo que tendría graves repercusiones a nivel mundial. Un reciente estudio, sin embargo, ha revelado que la corriente se está frenando antes de lo previsto y se podría provocar una glaciación catastrófica, sobre todo, en Europa en 2030.

Un primer estudio sobre este fenómeno realizado por la Universidad de Copenhague (Dinamarca), y publicado en Nature, concluyó que es probable que ocurra un colapso oceánico entre 2025-2095 con un intervalo de confianza del 95%. En concreto, señalaban el año 2057 como el "tiempo crítico" para que esto ocurra.

La AMOC es un gran sistema de corrientes oceánicas que transportan agua caliente desde los trópicos hacia el Atlántico Norte. Se caracteriza por ser un flujo hacia el norte de agua cálida y salada en las capas superiores del Atlántico, y un flujo hacia el sur de aguas más frías y profundas que forman parte de la circulación termohalina.

En los últimos años se ha informado de un debilitamiento de la circulación, pero las evaluaciones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), basadas en las simulaciones del modelo del Proyecto de Intercomparación de Modelos Climáticos (CMIP) sugieren que es poco probable un colapso total en el siglo XXI.

Según Peter Ditlevsen, uno de los autores del trabajo, la parada de la AMOC --que no descartan que pueda ser parcial-- "puede tener consecuencias muy graves para el clima de la Tierra, por ejemplo, al cambiar la forma en que el calor y las precipitaciones se distribuyen globalmente".

Importancia de reducir las emisiones globales GEI

El experto apuntó que, "si bien el enfriamiento de Europa puede parecer menos grave a medida que el planeta en su conjunto se calienta y las olas de calor son más frecuentes, esta interrupción contribuirá a un mayor calentamiento de los trópicos, donde el aumento de las temperaturas ya ha dado lugar a condiciones de vida difíciles". Para Ditlevsen, estos resultados subrayan "la importancia de reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero lo antes posible".

En ese estudio, el equipo danés hizo sus cálculos con herramientas estadísticas avanzadas y datos de las temperaturas de la superficie del mar en el Atlántico Norte entre 1870 y 2020 como un indicador indirecto de AMOC.

Estos registros se remontan mucho más atrás que las mediciones directas de la AMOC, que se sigue de forma continua desde 2004, y pueden ofrecer información más sólida sobre las tendencias de la temperatura.

Este tipo de cambio climático abrupto se experimentó por última vez durante los fenómenos de Dansgaard-Oeschger en el último periodo glaciar, causados por el colapso y restablecimiento de la AMOC.

El nuevo estudio sobre la AMOC

En una reciente investigación publicada en Science Advances, sus autores apuntan a que existe un 90% de probabilidad de que la AMOC colapse de aquí a 2100. Sin embargo, este grupo de científicos del Instituto de Investigación Marina y Atmosférica de la Universidad de Utrecht alertan de que podría producirse mucho antes de lo esperado. En concreto, a lo largo de la próxima década, es decir, entre 2030 y 2040.

Según una publicación de La Sexta, si la AMOC colapsara, las consecuencias no serían inmediatas ni generalizadas. Su mayor efecto se focalizaría, probablemente, sobre Europa. Aquí, de acuerdo a las simulaciones, las temperaturas medias descenderían mucho, a la vez que las precipitaciones se reducirían.

Según Antonio Turiel, investigador científico en el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, y recoge La Sexta, "tendríamos comportamientos glaciares. Podemos estar hablando de que en un plazo de 30 años Europa empezaría a volverse inhabitable".

En ese sentido, el experto ha explicado que "si se produce un colapso más o menos completo de la AMOC el hielo ártico cubriría todo el canal de la Mancha, y el Reino Unido desaparecería debajo de las nieves. Sería como Groenlandia, básicamente. Y en París podría haber varias decenas de metros de hielo. En resumen, desde Montpellier para arriba, toda Europa quedaría sepultada debajo de la nieve".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud