Actualidad

La crisis de Asturiana de Laminados se agrava y pide a los bonistas aplazar el pago del cupón

  • Solicita suspender el pago en agosto del cupón de una emisión de 50 millones hasta 2027
  • La empresa ha quintuplicado pérdidas y suma más de 100 millones de deuda
Macario Fernández, presidente de Asturiana de Laminados

La crisis financiera de Asturiana de Laminados se agrava. La empresa que preside Macario Fernández se ha visto obligada a solicitar a los bonistas un waiver o dispensa para aplazar el pago de los intereses anuales y abonarlos todos juntos en agosto de 2027. La empresa ha publicado en el BME Growth el anuncio de convocatoria del sindicato de bonistas, para el 27 y 28 de junio, justo antes de la Junta general extraordinaria.

Asturiana de Laminados llevó a cabo una emisión de bonos en 2021 por un importe nominal de 50.000 euros a un tipo de interés anual del 5,75%, con fecha de vencimiento el 2 de agosto de 2027. En el orden del día de la convocatoria de la asamblea se solicita la autorización para modificar las condiciones finales de la emisión, aplazando la fecha de pago para no tener que afrontar el abono del cupón con vencimiento el próximo 30 de agosto, "aplazándolo a la fecha de amortización final", dentro de tres años.

La reducción de las ventas y la deuda financiera han arrastrado a la empresa a una situación muy complicada, con unas pérdidas consolidadas de 9,3 millones de euros en el último ejercicio, cinco veces más que en 2022. Asturiana de Laminados cerró el último ejercicio con una deuda de más de 100 millones de euros, una cifra superior incluso a sus ventas después de haber sufrido un recorte de los ingresos del 24%, hasta 101,6 millones de euros. La empresa, que ha anunciado un plan, sin concretar, para reestructurar su deuda, admite en sus último informe anual que "cuenta con previsiones de caja para los próximos 15 meses desarrolladas utilizando premisas razonables" para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo y mantener su actividad comercial. Pero cada vez son más las dudas sobre lo que pueda pasar a partir de ese momento.

Con un capital circulante negativo de 13,5 millones -en el ejercicio anterior fueron 5,5 millones -la compañía, especializada en la producción de bobinas y chapas de zinc, anunció el pasado mes de mayo la paralización del proyecto de su fábrica en Villabrázaro, en la provincia de Zamora, perteneciente a su filial Latem Aluminium.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud