Industria

Asturiana de Laminados quintuplica pérdidas y paraliza su inversión en Zamora

  • La sociedad tiene un agujero contable de 13,5 millones
  • Pone en marcha un ERTE para todos los trabajadores de su participada Latem
Instalaciones de Asturiana de Laminados

La reducción de las ventas y la deuda financiera han arrastrado a Asturiana de Laminados a una situación financiera muy complicada, con unas pérdidas consolidadas de 9,3 millones de euros en el último ejercicio, cinco veces más que en 2022.

Con un capital circulante negativo de 13,5 millones -en el ejercicio anterior fueron 5,5 millones -la compañía, controlada por el empresario Macario Fernández y especializada en la producción de bobinas y chapas de zinc, anunció ayer la paralización del proyecto de su fábrica en Villabrázaro, en la provincia de Zamora, perteneciente a su filial Latem Aluminium.

Esta situación se extiende también a los más de 60 operarios responsables del montaje de equipos que actualmente trabajan contratados por los suministradores. La empresa, que está buscando vías de financiación alternativas ante el retraso en la llegado de los 20 millones de euros comprometidos en el Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva (FAIIP), promovido por el Ministerio de Industria, había anunciado la creación de 500 puestos de trabajo, algo que parece cada vez más complicado.

Asturiana de Laminados cerró el último ejercicio con una deuda de más de 100 millones de euros, una cifra superior incluso a sus ventas después de haber sufrido un recorte de los ingresos del 24%, hasta 101,6 millones de euros. Asturiana asegura en sus último informe anual que "cuenta con previsiones de caja para los próximos 15 meses desarrolladas utilizando premisas razonables" para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo y mantener su actividad comercial.

KPMG, la firma que ha auditado sus cuentas, advierte además que "la sociedad cuenta con un volumen muy significativo de activos con empresas del grupo y asociadas relacionadas principalmente con préstamos a sus accionistas directos e indirectos y en relación al proyecto industrial de aluminio que desarrolla su participada indirecta Latem Aluminum a través de Latem Global Trading", cuya puesta en marcha estaba prevista en el último trimestre de 2024 pero que, tras la presentación del ERTE y tras sucesivos retrasos, queda ahora en una situación de parálisis y numerosas dudas sobre su viabilidad a la espera de poder encontrar financiación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud