Actualidad

España podría extraditar a EEUU a un hombre que estafó 71 millones a través de 'malware'

  • Usó una red mundial sofisticada de servidores informáticos para infectar ordenadores y vender luego a las víctimas un software falso
  • Los delitos afectaron a cientos de miles de personas en todo el mundo
  • La vista se celebrará en la Audiencia Nacional el próximo jueves, 4 de abril
PLaca en la Audiencia Nacional / EP

La Fiscalía apoyará la extradición a Estados Unidos de Sergey Kamratov, reclamado por las autoridades de ese país como autor de una estafa que ha costado 71 millones de euros a personas que vieron infectados su ordenador con un software malicioso ('malware') y después compraron un presunto software de seguridad. La vista se celebrará en la Audiencia Nacional el próximo jueves, 4 de abril.

Según las autoridades estadounidenses, entre 2006 y 2011, Kamratov y los restantes conspiradores desarrollaron una actividad delictiva que utilizó una red mundial sofisticada de servidores informáticos para infectar los ordenadores de las víctimas con un malware, para venderles después un software de seguridad informático falso.

Los delitos afectaron a cientos de miles de víctimas en todo el mundo, causando unas pérdidas aproximadas de 71 millones de dólares. Con su actividad, el reclamado inducía a los usuarios de los ordenadores a comprar software de seguridad informático falso infectando primerosus ordenadores con 'scareware' malicioso.

El 'scareware' es un proceso diseñado para engañar a los usuarios de internet, para que descarguen y compren 'malware' que acaba perturbando los servicios informáticos de los usuarios y "generando ansiedad y pánico", según indica la Fiscalía.

Las víctimas de este delito cayeron presas de este ardid cuando accedieron a un enlace de Internet o publicidad desde sus ordenadores y fueron redirigidos a sitios web controlados por la organización delictiva. Desde estos sitios, la organización instaló subrepticiamente 'scareware' en sus ordenadores.

El 'scareware' hizo que aparecieran avisos emergentes alertando de que sus ordenadores habían sido escaneados y que se había detectado un virus informático en sus sistemas. El software malicioso hacía que estos avisos emergentes aparecieran constantemente hasta que finalmente se inducía a las víctimas a comprar el software antivirus falso con una tarjeta de crédito a un costo que oscilaba entre 50 y 129 dólares.

Posteriormente, las víctimas recibieron un correo electrónico de confirmación de su compra y una clave de activación de licencia de software. Después de introducir la clave de activación, los mensajes emergentes cesaron, dando a las víctimas la falsa percepción de que el programa 'scareware' eliminó satisfactoriamente el virus del ordenador.

Red de colaboradores

Kamratov y sus cómplices contaban con una red de colaboradores que recibían comisiones sustanciales cuando engañaban a las víctimas para que descargaran y compraran el 'scareware'. También tenían contratados procesadores de pago, que ayudaron a facilitar los pagos con tarjetas de crédito de las víctimas.

Esta red mantuvo una infraestructura informática compleja para respaldar el plan, que incluía una red de docenas de servidores de todo el mundo que se aprovisionaron para manejar el gran volumen de tráfico web de las víctimas, administrar a los afiliados que recibieron comisiones por distribuir 'scareware' y mantener bases de datos para el procesamiento de pagos y otras funciones administrativas esenciales para la organización.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud