Actualidad

Cataluña ha duplicado 'startups' y su negocio y empleo en siete años

  • Más de 2.100 firmas tecnológicas de menos de 10 años sostienen más de 20.600 empleos
  • El 51% de las empresas emergentes catalanas tiene alguna patente
Barcelonaicon-related

Cataluña, y especialmente Barcelona, siguen reforzando su posición como territorio atractivo para la emprendeduría, y la región cerró 2023 con un nuevo récord de startups, hasta superar las 2.102. Esta cifra es un 4% superior a la del año anterior y del doble respecto a 2016, cuando la Generalitat creó el directorio Barcelona & Catalonia Startup Hub.

Además, las startups catalanas superan por primera vez los 20.000 trabajadores, un 8% más, y generan un volumen de negocio de 2.112 millones de euros, un 14% más que el año anterior, en este caso con datos de 2022 recopilados por Acció, la agencia para la competitividad empresarial del Departamento de Empresa y Trabajo.

También en estos casos las cifras duplican a las de hace siete u ocho años, ya que el empleo ligado a las startups en 2014 era de 9.819 personas, y la facturación de 1.091 millones de euros en 2015, según los datos del Govern recopilados por elEconomista.es.


Pero ¿qué se considera startup para este estudio? Se trata de empresas emergentes de un máximo de 10 años de vida, tecnológicas, con modelos de negocio escalables, repetibles y aplicables en entornos globales y orientadas a un rápido crecimiento, según los parámetros estipulados por la Generalitat.


En cuanto a la dimensión del ecosistema, el 48% de las startups catalanas se ha creado en los últimos cinco años, y desde un punto de vista sectorial, la mayoría se dedican a la salud (16,9%), los servicios empresariales y software (15,2%); las TIC y el móvil (5,7%); la alimentación (5,2%) y la sostenibilidad y energía(5%).


También destacan los ámbitos de las fintech (4,8%), los viajes y el ocio (4,4%), las tecnologías de la educación (3,8%) y las dedicadas al contenido y medios digitales (3,6%) .


En los últimos años, las startups catalanas han ido ganando dimensión, ya que el 32% de las empresas tienen más de 10 trabajadores, un porcentaje que en 2020 era del 18%. Otro indicador que demuestra la madurez del ecosistema es que el 54% de las startups del ecosistema cuenta con algún fundador con experiencia previa en la creación de startups, porcentaje que ha crecido 9 puntos en los últimos dos años.


En cuanto al volumen de negocio, actualmente el 39% de las startups catalanas facturan más de medio millón de euros anuales, mientras que en 2020 ese porcentaje era del 26%.


Por lo que se refiere a la inversión captada, durante el 2023 las startups catalanas han cerrado 288 rondas de financiación con un volumen de 688 millones de euros. Esta inversión ha sido liderada por los sectores de la salud (18% del total de la inversión captada), el hábitat (13%), el transporte (10%), las fintech (10%), el marketing (9%) y el energía (9%).


Si se analizan períodos de tiempo más largos para evitar la volatilidad de esta estadística, el informe subraya que en los últimos cinco años (2019-2023) las empresas emergentes catalanas han captado 5.276 millones de euros, un 231% más que en el quinquenio anterior.

Atractivo internacional

Desde el punto de vista de la captación de talento, el análisis destaca que casi uno de cada cuatro trabajadores de startups catalanas (un 24%) son extranjeros.


De hecho, Startup Heatmap Europe sitúa a Barcelona -por séptimo año consecutivo- como el segundo hub de startups preferido por los fundadores para crear una startup en la Unión Europea, sólo por detrás de Berlín.

Innovación y adaptación

Según el consejero catalán de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, "el ecosistema de startups es un signo de modernidad y progreso del tejido empresarial catalán, es atractivo por la gran capacidad de atraer talento e inversión extranjera, y es transformador por su elevado poder de innovación y modernización". Para Torrent, "la responsabilidad del Govern es acompañar el crecimiento de este ecosistema, y así saldrá ganando el sector y el conjunto del tejido empresarial".


En este sentido, añade que "las startups ayudan a adaptarse a las evoluciones del mercado y encontrar soluciones a nivel tecnológico, especialmente en el ámbito más disruptivo".


Y es que las startups se han consolidado como uno de los factores más estratégicos para transferir el conocimiento al mercado. En este sentido, el informe de 2023 destaca que el ecosistema de empresas emergentes catalanas cuenta con 213 spin-offs, es decir, iniciativas empresariales de miembros de la comunidad universitaria o de investigación, un 21% más que en 2022.


Además, el 91% de las empresas emergentes catalanas invierten en I+D, mientras que más de la mitad (un 51%) afirma que tiene alguna patente o sistema de protección del conocimiento.


Por otro lado, el 71% de este tipo de empresas trabaja con tecnologías vinculadas a la industria 4.0, algo clave en el contexto de digitalización y transformación tecnológica del tejido productivo, según destacan desde la administración catalana.

Los proyectos 'deep tech', también al alza

Entre 2022 y 2023, Cataluña ha pasado de 291 a 320 startups deep tech, lo que supone un incremento del 10%, y representa el 15,2% de las startups de Barcelona & Catalonia Startup Hub. Destacan las de biotecnología (38,8%), inteligencia artificial (25%) y materiales sostenibles (10,6%).


Las deep tech son startups con raíces en la ciencia, la tecnología y la ingeniería. Ofrecen soluciones transformadoras y productos físicos (más que servicios) que cambian los paradigmas establecidos y generan nuevos modelos de negocio. Explotan nuevos conocimientos científicos y tecnológicos, y suelen tener una escalabilidad lenta y conexiones con el sistema de investigación y disciplinas STEM.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud