Actualidad

La impresionante roca que todos pensaron que contenía oro, guarda una "rareza" del sistema solar de incalculable valor

Foto: Museo Victoria (Sim Schlüter/SMH).

El mundo está lleno de cazatesoros. Entre ellos, aparece la figura de David Hole, un australiano que se dedica a buscar oro y otras piedras preciosas con un detector de metales. Entre sus mayores hallazgos, está el de una impresionante roca que encontró en el Parque Regional Maryborough, cerca de Melbourne, Australia, mientras realizaba prospecciones. Y que guardaba un secreto de incalculable valor para la humanidad y para conocer el origen de la Tierra.

En 2015, al dar con esta roca, Hole se la llevó a casa porque pensó que podía tener en su interior oro. Según su relato, intentó con todos los métodos posibles para abrirla y descubrir su interior. Sin embargo, no tuvo éxito. Se preguntó, ¿qué será esto? Resultó que la respuesta era algo que no era de esta Tierra.

Seis años más tarde, Hole se percató de que se trataba de un "meteorito", según reveló Dermon Henry, geólogo del museo de Melbourne. El mismo indicó a medios australianos que en sus 37 años en el museo solo dos habían resultado ser meteoritos reales, y parecía que el hallazgo de Hole, también lo era.

Al dar con el origen de esta enorme piedra, o mejor dicho "meteorito", publicaron un artículo donde hablaron del hallazgo al que pusieron como nombre 'Maryborough' por la ciudad cercana a donde fue encontrado. Además, se descubrió que este ejemplar tenía 4.600 millones de años.

En un principio, Hole pensaba que en el interior había algo como una "pepita", lo que podía justificar el peso de la piedra. Tras varios estudios, se reveló que la roca contenía algo más "raro" que el oro. "Se trataba de gotas de lluvia metálicas de los albores del sistema solar", describió el medio australiano SMH.

"Los meteoritos tenían ese aspecto esculpido y con hoyuelos", recordó Henry. "Eso se forma cuando atraviesan la atmósfera, se derriten en el exterior y la atmósfera los esculpe".

En el momento en que levantó la piedra el doctor Bill Birch lo supo. "Si vieras una roca como esta en la tierra y la levantaras, no debería ser tan pesada", argumentó.

El meteorito 'Maryborough' y la lluvia plateada

La roca, ahora conocida como meteorito 'Maryborough', es tan pesada porque, a diferencia de las rocas terrestres estándar, está llena de formas muy densas de hierro y níquel. En el estudio, Henry usó una sierra de diamante súper dura para cortar el borde, revelando una sección transversal de pequeñas gotas de lluvia plateadas.

Alguna vez fueron gotas de minerales de silicato que cristalizaron a partir de la nube de gas supercaliente que formó nuestro sistema solar. "Aquí estamos mirando directamente a la formación del sistema solar", reveló Henry. Se llama "condrita H5", que es similar a las rocas con las que se construyó la Tierra, agregó.

Hace unos 4.600 millones de años, nuestro sistema solar estaba formado por trozos de esta "condrita" que giraban alrededor del sol. La gravedad agrupó lentamente esas rocas para formar la Tierra y los otros planetas rocosos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud