Actualidad

El motivo por el que la Policía Nacional aconseja no sacar dinero de los cajeros automáticos de la calle

Tras una operación de la Policía Nacional que ha llevado a la desarticulación de una banda criminal que clonaba tarjetas bancarias para su uso fraudulento, se han dado una serie de consejos para evitar ser víctima de skimming.

El skimming es una práctica que "consiste en la utilización de elementos físicos diseñados específicamente para imitar partes de un cajero, los cuales contienen en su interior dispositivos electrónicos capaces de copiar y almacenar datos contenidos en las bandas magnéticas", tal y como indican desde el Ministerio del Interior.

En este caso concreto, los delincuentes consiguieron estafar más de 196.000 euros mediante esta práctica, ya que poseían un taller de skimming y conocimientos específicos para llevarla a cabo: "Durante los registros se intervino un lector-grabador de bandas magnéticas de tarjetas bancarias, un lector de tarjetas, 300 tarjetas plásticas (muchas de ellas falsificadas), seis dispositivos skimmer, 13 placas de configuración para dispositivos skimmer, 17 microcámaras de diferentes tipos, dos dispositivos de tipo teclado para suplantar a los de los cajeros automáticos, gran cantidad de componentes electrónicos para la configuración del resto de dispositivos fraudulentos, dos ordenadores portátiles, dispositivos periféricos, 16 teléfonos móviles, una tableta digital, diez datáfonos, 12 documentos de identidad (algunos de ellos falsificados) y gran cantidad de documentación y anotaciones, documentos bancarios, mercantiles y otros", se puede leer en la nota de prensa del Ministerio. 

Durante el operativo se detuvo a los tres integrantes del grupo criminal, ingresando dos de ellos en prisión provisional tras ser puestos a disposición judicial. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Consejos para evitar ser víctima de 'skimming'

Así, es conveniente conocer algunos consejos para minimizar los riesgos y evitar ser víctima de skimming, por ejemplo, evitando usar los cajeros automáticos que se encuentran en la vía pública, ya que estos son más accesibles a los estafadores. En su lugar, se pueden usar los que se encuentran dentro de las instalaciones de las entidades bancarias.

Por otro lado, se debe siempre tapar el teclado cuando se introduce el PIN o al pagar con el TPV, ya que, en el caso de que el estafador pusiera una cámara, se evitaría que el número quedase reflejado.

Igualmente, conviene no dejar la tarjeta de crédito o débito a la vista y mucho menos en un lugar en el que no se pueda supervisar, mientras que se deben controlar regularmente los extractos bancarios para detectar a tiempo las transacciones no autorizadas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud