Actualidad

LaLiga alerta de que la SuperLiga costaría hasta 1.800 millones a los clubes españoles

  • El presidente de la competición, Javier Tebas, dice que "sería la ruina"
  • El Real Madrid y el FC Barcelona serían los únicos beneficiados
Javier Tebas, presidente de LaLiga

LaLiga se planta ante el intento de varios clubes europeos, liderados entre otros por el Real Madrid y el FC Barcelona, de poner en marcha la Superliga europea. El organismo encargado de organizar en España la presentado hoy en la sede de la CEOE dos informes elaborados por FTI Consulting y KPMG sobre el impacto sobre la consecuencias que la nueva SuperLiga europea tendría en las competiciones domésticas.

De acuerdo con FTI Consulting, el coste para la competición española podría elevarse hasta 1.208 millones de euros en derechos audiovisuales si las competiciones nacionales siguieran jugándose en fin de semana, y hasta un total de 1.301,5 millones de euros, reduciendo sus ingresos en un 69,2%, si tuvieran que desplazar su partidos para jugarse entre semana.

En conjunto, según el informe de KPMG, los clubes perderían ingresos por un total de 1.662 millones, el 50,1% si los partidos siguieran jugándose los fines de semana y hasta 1.799,9 millones si se disputaran entre semana, lo que supondría una caída del 55,3%.

Una situación ruinosa

El presidente de la LaLiga, Javier Tebas, ha asegurado que "la SuperLiga supondría la ruina de 1.500 clubes y la destrucción de las ligas nacional". Todo ello al entender que "el modelo de la SuperLiga es un círculo vicioso y genera vasos comunicantes: vacía los ingresos de las ligas para dárselo a los grandes clubes" .

De acuerdo con el estudio de KPMG, Real Madrid y FC Barcelona conseguirían 400 millones de euros adicionales con la SuperLiga, "si bien se ven penalizados por el deterioro del valor de la Champions y LaLiga". Para el resto de clubes supondría la pérdida del 55% de los ingresos. Así, el Real Madrid pasaría de tener un presupuesto de 736 millones a 847 millones y el FC Barcelona de 675 a 874 millones de euros. Pero, en cambio, el Atlético de Madrid reduciría su presupuesto de 373 millones a 138; el Sevilla de 173 a 43 millones; la Real Sociedad de 130 millones a 53; el Villarreal de 120 a 40 millones; el Betis de 107 a 39; el Espanyol de 101 a 45; el Valencia CF de 98 a 40 y el Athletic de 97 a 40 millones.

En opinión del presidente de LaLiga, "no se trata de una competición, sino un concepto ideológico que nació en el año 2020 liderado por Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, para que los grandes clubes europeos, los que más dinero ingresan tengan el control". Tebas ha asegurado a los gestores de la SuperLiga de "falta de transparencia", insistiendo en que su puesta en marcha significaría "la destrucción de las competiciones nacionales".

LaLiga, contra Florentino Pérez

Según Tebas, lo que quiere Florentino Pérez es "quedarse todo el dinero para repartirlo entre los grandes clubes como ellos quieran" cuando, en su opinión, "quizás lo que se debería hacer es que los clubes más pequeños ingresaran más". El presidente de LaLiga ha criticado, además, que los promotores de la SuperLiga hablen de sostenibilidad financiera porque "aunque el Real Madrid podría dar ejemplo, el FC Barcelona desde luego que no".

José Guerra, director de Operaciones de LaLiga, ha explicado que "las 40 ligas domésticas europeas integran un total de 1.554 clubes con unos ingresos de 25.725 y unos derechos audiovisuales de 11.000 millones, dando empleo a 75.140 trabajadores, además de 53.715 futbolistas". Y todo ello, según ha dicho, "en un formato en el que los clubes deben decidir el futuro de las competiciones". Según Guerra, los impulsores de la Superliga ya intentaron su puesta en marcha en 2019 y, según un informe pericial hecho entonces por KPMG, las competiciones nacionales perderían entonces el 40% de sus ingresos y el 45,5% de su valor.

Un modelo ya rechazado

El modelo anunciado en 2019 fue rechazado ya en mayo de ese año por todos los clubes y ligas europeas. El de ahora, según LaLiga, significaría la desaparición de las opciones de todos los clubes de clasificarse a competiciones europeas, con lo que el incentivo desaparece. De acuerdo con el infome de KPMG, de los ingresos adicionales que se generaran, el 70% iría a jugadores pero beneficiaría un grupo muy reducido, que representaría solo el 5% del total. Los responsables de LaLiga han admitido, no obstante, que "es posible que haya que hacer reformas para mejorar la competición, pero no por esta vía".

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

P.
A Favor
En Contra

Fuera de España esto no lo ve nadie.

Puntuación 3
#1