Actualidad

Nickel llega a Zaragoza para convertir los estancos en sucursales bancarias

  • Se prevé contar con 11 puntos antes de finales de año en Zaragoza
  • El objetivo es implantarse en Huesca y Teruel y avanzar en España con el objetivo de alcanzar los 2.500 puntos en el país en el horizonte de 2025
  • Nickel dispone de puntos en el extranjero, que actúan todos como una red única
Punto de Nickel en Aragón.
Zaragoza

El neobanco de BNP permite realizar operativas financieras sencillas a través de los puntos instalados en los establecimientos con el fin de facilitar la inclusión financiera con su cuenta sin condiciones para su apertura y de pago por uso.

Cierre de oficinas -un total de 58 sucursales en Zaragoza durante el último año según los datos del Banco de España-, no tener una sucursal cerca cuando se necesita como sucede en algunos barrios, subida de comisiones o requisitos que, a veces, son difíciles de cumplir por las personas para abrir simplemente una cuenta son algunas de las barreras que dificultan hoy el día el acceso a las entidades financieras convencionales.

Una situación ante la que Nickel llega a Aragón con su sistema novedoso, nacido en Francia en el año 2014 y que fue adquirido por BNP en 2017, con el fin de colaborar con establecimientos como los estancos o negocios locales para poder ofrecer servicios financieros de forma fácil y sencilla.

"Somos una empresa que actuamos con autonomía y con una propuesta de inclusión financiera para que todas las personas, con independencia de su patrimonio, puedan hacer operaciones como el pago del alquiler, la luz, realizar compras o manejar dinero en efectivo", afirma Mónica Correia, CEO de Nickel España, a elEconomista

El sistema de Nickel es híbrido. Por un lado, hay disponible una aplicación para seguir los movimientos que se realizan, pero "creemos también en la cercanía con otro formato a través de estancos y establecimientos de loterías, locutorios... para que haya esa proximidad con el cliente y el horario de apertura sea amplio".

Nickel se basa en un sistema por el que prácticamente todas las personas pueden tener una cuenta bancaria. De este modo, aquellos que todavía no tienen un documento nacional de identidad y necesitan una cuenta para empezar su actividad o familias con bajos recursos pueden disponer de servicios financieros sin tener que pagar altas comisiones o contratar otros servicios o venta cruzada de otros productos y sin necesidad de mantener vinculación con la entidad. "Se paga por lo que se usa en la cuenta", que se acompaña también del uso de una tarjeta Mastercard.

Este sistema, regulado por el Banco de España, también tiene ventajas para otros colectivos como, por ejemplo, las personas mayores que pueden operar en entornos físicos más protegidos y con más seguridad. No obstante, cualquier persona puede utilizar los servicios de Nickel con el fin de reducir las comisiones y otros gastos bancarios o financieros.

La expansión

Este sistema, que ya empezó a operar en España hace aproximadamente un año y medio, llega ahora a la comunidad aragonesa. Para su implantación, Nickel ha firmado un acuerdo de colaboración con la Asociación de Expendedores de Tabacos y Timbres de la Provincia de Zaragoza (ASEZAR), suma más de 200 centros, con el fin de extender esta posibilidad a todos los establecimientos adheridos de esta provincia. No obstante, no se descarta cerrar otros acuerdos ni abrirse a otros establecimientos, aunque "estancos y loterías siempre serán los primordiales".

De momento, ya cuentan con cuatro puntos (uno en la provincia de Zaragoza y tres en Huesca), aunque el objetivo es disponer de más puntos Nickel, estimándose que se podrían alcanzar los 11 a finales de este año. Los planes del neobanco de BNP también contemplan expandirse dentro de Aragón para llegar a Teruel. "Nuestro objetivo es estar presentes en todo el territorio. No hay ninguna condición de dimensión de población para instalar un punto Nickel" ni otros condicionantes. La expansión igualmente continuará en España, país en el que tienen previsto alcanzar los 2.500 puntos en funcionamiento en el horizonte de 2025, que estarán distribuidos por todo el territorio nacional.

Desde que llegó al país en el verano de 2020, más de 1.000 establecimientos de loterías y estancos de toda España han incorporado este sistema. El neobanco ha cerrado acuerdos con asociaciones de estanqueros de Lugo, Asturias, León, Guipúzcoa, Álava, Madrid, Barcelona, Gerona, Castellón, Valencia, Alicante, Baleares, Murcia, Sevilla, Cádiz, Cantabria y Albacete, además de Zaragoza.

Nickel avanza al mismo tiempo en su expansión internacional. Tras Bélgica y Portugal, la previsión es lanzar sus servicios en Alemania a principios de 2023. "Todos los puntos Nickel son como si fueran una red y se paga en el extranjero lo mismo" que se pagaría por el servicio en España.

Los puntos Nickel no solo tienen ventajas para los usuarios, sino que también los estancos y establecimientos se benefician ya que, "a final de un año de trabajo, un punto Nickel tiene un 7% más de clientes y un 8% más de volumen de negocio" que, en gran parte, está relacionado con el mayor movimiento que se genera y las compras adicionales que realizan las personas que van a utilizar los servicios financieros.

Además, el punto Nickel no conlleva ningún coste para el estanco o establecimiento. Tampoco es necesario realizar inversión. "Se les da formación, aunque el producto es sencillo" con el fin de que conozcan bien la operativa de la terminal de pagos -la cuenta se puede abrir desde un ordenador o tableta-, y evitar problemas como, por ejemplo, el blanqueo de capitales.

Pago por uso

La cuenta sin condiciones de Nickel se puede abrir en cinco minutos en estancos y loterías. Con ella, la persona tiene todo lo que necesita para su día a día, ya que es una cuenta con IBAN español y permite la domiciliación de ingresos y pagos, la realización de transferencias y lleva asociada una tarjeta de débito Mastercard para pagar en todo el mundo y sacar dinero en efectivo en cualquier cajero.

Esta cuenta se puede abrir con DNI, NIE o pasaporte de hasta 195 países, teniendo las mismas condiciones para todas las personas, con independencia de lo que tengan porque "en Nickel no hay clientes de segunda". Además, no se precisa nómina ni ingresos recurrentes ni mínimos. El neobanco tampoco comercializa ningún otro producto.

Otra de sus ventajas es que se paga por lo que se usa. La cuenta más la tarjeta tiene un coste de 20 euros para el cliente, aunque el importe por activar la cuenta es de cero euros. En el caso de depositar dinero en efecto, se aplica el 2% de la cuantía, mientras que por retirar dinero se abona 50 céntimos. La reposición de tarjeta cuesta 10 euros.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments